Pone el mercado a prueba la doctrina Sandleris y amenazan los vencimientos la estabilidad cambiaria

El Canciller - Comentarios

El mix poco habitual de dólar calmo y tasas de interés a la baja se detuvo cuando la misma llegó a 45%, 30 puntos porcentuales debajo del récord de tasa de interés que definió el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, para la estabilización monetaria. Más cerca de las elecciones, que según analistas financieros aportan incertidumbre a los mercados, y con varias renovaciones de títulos públicos en el porvenir, la entidad monetaria enfrentará nuevos factores de inestabilidad, que pondrán a prueba la doctrina Sandleris.

Los vencimientos más importantes los constituyen las Letes en dólares, bonos a 217 días, que vencen en septiembre, justo antes de las elecciones. El monto a renovar asciende a USD 960 millones que el Gobierno apunta a renovar en su totalidad con un interés de 4,75% (anual en dólares). El porvenir de devengados explica en parte por qué el dólar volvió a la zona de no intervención cambiaria cuando la baja de tasa se detuvo e, incluso, volvió a subir.


Evaluación del dólar y las franjas de no intervención. Fuente: Consultora Ledesma (Gabriel Caamaño).

En la última rueda, con poco movimiento externo por feriado en Estados Unidos, a nivel local el dólar mayorista aumentó 21 centavos. Había llegado al inicio de la rueda a $38,86, luego bajó a $ 37,72 y al final terminó en 38,83 pesos. En bancos y casas de cambio, el dólar al público subió 29 centavos a 39,80 pesos. El “blue”, casi sin movimiento, aumentó 0,65% a $38,75 y está a punto de superar al dólar oficial.

Tal como aseguraron varias fuentes del Gobierno, el plan oficial no contempla una caída abrupta de la inflación ni un repunte de la economía (mucho menos del consumo). Todas las energías del plan económico y financiero están puestos en evitar una nueva corrida cambiaria. “Para eso nos llamaron”, afirmaron los directivos del FMI en la reunión que le pidieron al exministro de Economía del kirchnerismo, Axel Kicillof.


Evaluación del dólar y las franjas de no intervención. Fuente: Consultora Ledesma (Gabriel Caamaño).

Voces más políticas del Gobierno, como la del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, también ratificaron que la estabilización cambiaria es hoy el objetivo máximo de la gestión oficialista. Más que los movimientos en las encuestas, la caída en la imagen de Macri o el crecimiento de Cristina en los sondeos de imagen, en Casa Rosada el verdadero temor es una nueva disparada del dólar, que pondría a la Argentina en una situación de extrema fragilidad.

Que el dólar haya dejado de caer por debajo de las franjas de Sandleris y que la baja de la tasa de interés se haya detenido no significa que la divisa norteamericana se haya reactivado. Bien puede continuar su camino descendente después de los vencimientos de los próximos días. La tasa de interés, en 45%, continuará siendo tentadora para los bancos, incluso ante los peores pronósticos inflacionarios que proyectan precios 30% más caros hacia fin de año.