La Ciudad de Buenos Aires anunció que habilitó la línea 911 para denunciar controles ilegales de precios realizadas por sindicalistas y los movimientos sociales.   

Así lo comunicó el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, a través de sus redes sociales en referencia a la tarea del sindicato Camioneros y las organizaciones Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y el Movimiento Evita.   

"CABA habilita el 911 para denunciar controles ilegales de precios realizados por patotas sindicales o piqueteros", publicó Miguel desde su cuenta de Twitter.   

En la misma línea se expresó el secretario de Asuntos Públicos, Waldo Wolff, quien responsabilizó al presidente Alberto Fernández de permitir "los aprietes" contra los comerciantes e hipermercados.   

"Llamá y denunciá. Desde CABA vamos a cuidarte del apriete K.

La inflación no se baja a los golpes. Llevan 16 de los últimos 20 años gobernando y todavía no se dieron cuenta", afirmó Wolff.   

En un video junto a la mano derecha del jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que la gestión porteña no naturalizará un accionar que consideran ilegal y denunció que el control de precios no funcionó en ningún lugar del mundo.   

"Todo esto son bombas de humo para tapar lo que está ocurriendo: el dólar blue está 370, y escuchamos que salen a decir que no influyen en los precios", enfatizó el ex diputado.   

El monitoreo por parte de sindicatos y movimientos sociales generó revuelo en la oposición y empresarios que no dudaron en salir a criticar al Gobierno tras el lanzamiento de Precios Justos. Incluso, la titular de la Coalición Cívica - ARI, Elisa "Lilita" Carrió denunció penalmente al mandatario y su equipo económico.   

Las organizaciones oficialistas Barrios de Pie, encabezada por Daniel "Chucky" Menéndez, y el Movimiento Evita de los dirigentes Fernando "Chino" Navarro y Emilio Pérsico, también participarán de los operativos de controles de precios al igual que el sindicato de Camioneros.   

Desde hace más de un mes, los militantes del Frente de Todos se sumaron a la polémica medida que busca combatir la inflación, y su participación cuenta con el aval de la Secretaria de Comercio, a cargo de Matías Tombolini.   

Su tarea es la de capacitar a los ciudadanos en el uso de la aplicación Precios Justos, que permite realizar un seguimiento de los precios en góndola.