El Gobierno decidió poner fin al Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA), una medida que había sido propuesta por el exsecretario de Comercio Interior Roberto Feletti, que tenía el objetivo de contener el precio del pan en góndola. 

La decisión, asociada a la nueva gestión de Matías Tombolini, causó malestar entre los panaderos quienes consideran que el accionar del funcionario evidencia una fuerte "insensibilidad social" y desconocimiento del sector.

Fracasó la reunión entre Tombolini y representantes panaderiles

Claves de la fallida reunión

 ¿Quiénes se reunieron? El secretario de Comercio, Matías Tombolini, se reunió junto a sus asesores con representantes de asociaciones panaderiles del país, quienes se encontraban preocupados por las consecuencias de la retirada del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino. 

• ¿Qué reclamaban los panaderos? Según argumentan los panaderos, ponerle fin a esa medida dispararía el precio del kilo de pan a un número cercano a los 450$. De esta forma, los argentinos verían una reducción de este alimento en la mesa familiar, y los panaderos reducirían las ventas, ya que al aumentar el precio disminuye la demanda. 

 Bronca y acusaciones: luego de la reunión, se hizo público que Gastón Mora, presidente del Centro de Panaderos de Avellaneda, aseguró que al funcionario no le interesa que haya faltante de pan y lo acusó de ser un "insensible social".  Además, Mora afirmó: "Matías Tombolini es un funcionario que no funciona. Si Alberto Fernández quiere ir a la guerra contra la inflación con este soldado, que entregue las banderas", planteó.

 ¿Cuál es la postura del Gobierno? Desde el Ejecutivo sostienen que es necesario hacer un recorte de esos fondos y consideran que la medida diseñada por Feletti no cosechó los resultados esperados. De hecho, fueron muy pocos los molinos que se suscribieron a la medida, de modo que existió en estos meses un notable desacople entre las harineras que comercializaban sin subsidios y las que lo hacían con ayuda estatal. 

 La palabra de Tombolini: en diálogo con El Destape, el economista cercano a Massa argumentó que con el sistema vigente "la mayor parte de las panaderías no está recibiendo la bolsa subsidiada". Además, justificó su decisión explicando que "el Fondo Estabilizador del Trigo Argentino es una herramienta que nació por la guerra entre Rusia y Ucrania, por lo cual siempre fue pensada como una medida de carácter transitorio". También, reconoció que están trabajando en "una línea de subsidios para las panaderías que venden al público para poder cuidar el bolsillo de los argentinos".