En concreto, el juez Claudio Bonadio citó a varios empresarios integrantes de los directorios de las compañías que explotaban autopistas por peaje durante los doce años kirchneristas. Franco y Gianfranco Macri fueron citados por ser dueños de la empresa Autopistas del Sol SA.

La citación surge de las declaraciones de Claudio Uberti, ex director del Órgano de Control de las Concesiones Viales (OCOVVI). En su rol de arrepentido, Uberti aceptó haber recibido varios millones provenientes de las arcas de los empresarios. Ese dinero, siempre según la historia de Uberti, era entregado a Néstor Kirchner y al exministro de Planificación Federal, Julio de Vido.

También otros empresarios deberán declarar frente a Bonadio. Se trata de los CEOs de las empresas Grupo Concesionario del Oeste, Concesionaria AEC, Corredor Americano, Equimac, Coarco, Homaq, Vialco, Decavial, Corredor Americano, Podestá Construcciones, Helport, ICF Americana, Coprisa, Covico, Noroeste Construcciones, Glikstein y Cía, Supercemento, Dragados y Obras Portuarias, Caminos del Río Uruguay.