Para el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, el dólar llegó a un techo y "no hay razones” para que siga subiendo. El funcionario se reunió el miércoles con los referentes económicos de Alberto Fernández. En el encuentro, los economistas coincidieron en la necesidad de recuperar la estabilidad financiera. "La economía sufrió un shock con los resultados de las elecciones", aseguró.

Lacunza ratificó las definiciones que dio en la conferencia de prensa de su asunción. "La prioridad es recuperar la estabilidad. La economía sufrió un shock con los resultados de las elecciones. Con la oposición hablamos de muchos temas. Del dólar, de las reservas, de la inflación, de la energía. No tenemos coincidencia en todo, pero sí en tener prudencia respecto al futuro ni exagerar los problemas que tenemos", precisó el ministro en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).

Imagen
Imagen

El economista omitió responder acerca del apunte que fue fotografiado en su auto, el cual tenía tres escenarios políticos posibles: ganar, perder y "por la ventana”, el cual consignaba una pobreza de 50%, una tasa de interés de 100% y un dólar de $100. Lacunza consideró que se trataba de un documento personal y que el periodista que sacó la fotografía debería hacer una autocrítica al respecto de la violación de la privacidad del ministro.

Además. sostuvo que la situación económica del país "es compleja", porque "los periodos electorales suelen ser complejos, desafiantes".El funcionario explicó que "por historia, el dólar en la Argentina coordina mucho las expectativas y se traslada rápidamente a los precios".

Sobre el Fondo Monetario Internacional reveló que habló "el lunes con las autoridades del FMI, que tenían previsto hacer una visita esta semana" y les pidió "unos días para terminar" de asentarse en el Ministerio de Hacienda. "Nosotros estamos cumpliendo el acuerdo con el FMI, está vigente, de acuerdo a lo previsto en cuanto a los compromisos que asumió la Argentina. El FMI durante sus visitas se entrevista con el sector privado y la oposición, los consensos básicos sobre algunos principios son importantes", precisó.

El ministro sostuvo que se está "en un momento donde la población requiere un alivio y por eso el Gobierno tomó las medidas que tomó". "Los ciudadanos están pidiendo un esfuerzo por parte del Estado, me parece que todos tenemos que hacerlo, calibrar bien nuestras cuentas públicas. Eso comprende a las provincias también", detalló. El miércoles por la tarde, la mayoría de los gobernadores firmaron una carta que le exige al Gobierno "compensaciones financieras".

Por último, remarcó que los argentinos están "empantanados desde hace décadas en un círculo vicioso que hace que en los últimos 30 años un tercio de los habitantes esté por debajo de la línea de la pobreza". "Tenemos que encarar cambios a largo plazo", concluyó.