Polémico aumento de Shell, en la mira del Gobierno

El Canciller - Comentarios

En un movimiento tan sorpresivo como polémico, la petrolera Shell decidió aumentar nuevamente el precio de sus combustibles, tensando al máximo su relación con el gobierno macrista y con varios de sus principales competidores, con quienes se había comprometido a esperar los anuncios económicos del lunes.

Todas las miradas en la industria apuntan a Teófilo Lacroze, el CEO de la empresa, cuya operación en Argentina administra Raíze, un joint venture establecida entre Shell y Cosan. “Hace exactamente un mes, tuvo que dar marcha atrás y volver a los precios del mercado”, advirtió un ex ejecutivo y analista del sector, quien reconoció el conflicto que generó el nuevo incremento.

En ese sentido, el malestar no es únicamente del Gobierno. Al contrario, el mayor enojo provino de empresas como YPF o Axion, malamente acostumbradas a comportamientos que consideran “desleales” de Shell. “No entienden el mercado”, subrayaron desde la petrolera estatal.

Por su parte, el Ministerio de Energía evitó hacer comentarios al aumento, a la espera de los anuncios que realizará el ministro Nicolás Dujovne antes de viajar a Estados Unidos.

Curiosamente, antes de desembarcar en Shell, Lacroze trabajó cuatro años en Raízen, que finalmente compró las 645 estaciones de servicio y la refinería de Shell por 950 millones de dólares.