Polémica: la firma de Lorenzetti y el rechazo de la novia de Cobos a su nuevo cargo en la Justicia

El Canciller - Comentarios

El Poder Judicial de Mendoza tiene en la mira a Julio Cobos. El ex vicepresidente, ex gobernador y actual senador mendocino está señalado por haber intervenido en el reciente nombramiento de su actual pareja como Secretaria en la Cámara Federal de Apelaciones local.

Natalia Obon, su novia desde 2016, es una abogada recibida en los últimos meses tras terminar su carrera a distancia, y es cuestionada por su idoneidad para asumir un puesto de alta jerarquía sin haber realizado la experiencia profesional correspondiente.

Hay entre 10 y 15 cargos en la carrera jurídica antes de llegar a ser Secretario/a, que es el paso inferior al Juez. Normalmente estos cargos se otorgan por concurso, en donde los años de experiencia, los cursos de perfeccionamiento y la trayectoria son fundamentales a la hora de evaluar a los candidatos.

En este caso, no hubo concurso y el nombramiento fue emitido directamente por Ricardo Lorenzetti, en una de las últimas directivas que indicó antes de renunciar a la presidencia de la Corte Suprema. Sin embargo, después de las críticas que recibió, la mujer decidió no asumir el cargo.

Con 40 años, Obon terminó sus estudios de derecho hace apenas unos meses en la Universidad Siglo 21, con la modalidad a distancia. Desde su perfil de Linkedin, informa que es licenciada en Nutrición, tiene el título de perito administrativo contable con orientación en informática y conocimientos en comercio internacional.

No hubo concurso y el nombramiento había sido emitido por Ricardo Lorenzetti.

Desde diciembre del 2015 se desempeña como asesora en el Senado de la Nación y, al poco tiempo, fue nombrada parte del “cuerpo de asesores de comisión” de Cobos y como “planta temporaria”. Este cargo percibe un sueldo $30.000. Su nuevo puesto asciende a $120.000.

Esta polémica llega un año después de que se conociera el noviazgo en el medio de rumores de infidelidad del político. Obon de 40 años -22 menos que Cobos-, blanqueó la relación en septiembre de 2017 cuando todavía no se conocía públicamente el divorcio del senador con su ex mujer.

Fue el mismo ex vicepresidente quien salió a aclarar la situación por Twitter: “Hace meses que atravesamos con mi esposa un proceso de separación y lo hacemos en términos cordiales, maduros y respetuosos”, escribió.

Mientras que la legalidad del nombramiento no está en cuestión, aunque finalmente fue desactivada por la propia protagonista, el problema es la imagen que da sobre los “favores políticos” entre Cobos y Lorenzetti, grandes amigos.

Los protagonistas se llamaron al silencio y dejaron que un asesor aclarara públicamente la situación: “Natalia tuvo un ofrecimiento laboral, un nuevo desafío. Renunció a su trabajo anterior y ahora tiene un contrato. Deberá demostrar como cualquier otra persona que está capacitada para el cargo“, dijo Leandro Robert, vocero de Cobos, y aseguró que el lugar no lo obtuvo por concurso y que el sueldo será de $80.000 y no de $120.000. Un gran aumento igualmente.