Polémica en Educación: respuesta de Finocchiaro a la SIGEN por las 100.000 notebooks

El ministro Trotta afirmó que iniciaron una investigación para determinar las causas de los materiales hallados.
El Canciller - Comentarios

Luego de que la Sindicatura General de la Nación denunciara públicamente el hallazgo de 100.000 notebooks y otros insumos tecnológicos pertenecientes a distintos programas educativos que no fueron entregados por el gobierno anterior, el ex ministro nacional, Alejandro Finocchiaro, replicó la información y defendió su gestión.

El material fue encontrado en un depósito del Correo Argentino, en la localidad bonaerense de Tortuguitas. Según indicó la SIGEN, el material fue adquirido entre 2016 y 2017 por la empresa EDUC.AR SE y debía ser entregado en el marco de diversas iniciativas educativas. De acuerdo a lo informado por el organismo estatal, los elementos tecnológicos -además de notebooks, se encontraron tablets, baterías y proyectores- estaban tecnológicamente obsoletos.

El Síndico General de la Nación, Carlos Montero, salió con los tapones de punta contra la administración de Finocchiaro. “Resulta absolutamente inadmisible que la gestión anterior del Ministerio de Educación haya abandonado el avance de estos programas con tanto impacto social, vitales en la formación de nuestros jóvenes. Esto no se trata sólo de ajuste, esto consiste concreta y nítidamente en un desprecio profundo por la educación pública”, disparó.

Te recomendamos leer

La respuesta de Finocchiaro no se hizo esperar. “Esas computadoras, de ningún modo obsoletas, son parte del equipamiento de Aprender Conectados que, junto a otros dispositivos adquiridos en distintos tiempos y órdenes de compra, como kits de robótica y programación, esperaban ser distribuidos. En 2019 alcanzamos a entregar más del 60 por ciento. El remanente, de acuerdo al cronograma, debía llegar a las escuelas este año”, espetó, a través de Twitter.

“No entiendo cómo puede considerarse algo negativo que las nuevas autoridades, en el arribo de su gestión, encuentren activos que aseguran la continuidad de los programas en marcha“, agregó.

Por su parte, horas más tarde, el ministro de Educación Nicolás Trotta denunció que encontraron “muchas baterías sulfatadas que fueron adquiridas en el 2016 y abandonadas”. “Dimos la indicación de hacer un relevamiento, un análisis del stock, y que en caso de haber sido abandonadas, se pueda establecer la responsabilidad en cada uno de los casos y se tomen las medidas administrativas necesarias“, sostuvo, en diálogo con AM 750.