Plebiscito histórico en Chile: qué se vota y cómo impactará en el futuro del país

El estallido social del 18 de octubre de 2019 derivó en un proceso constituyente.
El Canciller - Comentarios

Este 25 de octubre, los habitantes de Chile tendrán que votar si quieren o no una reforma constitucional. Este tipo de plebiscito se hace por primera vez en la historia del país trasandino. El Congreso aprobó el referéndum tras el estallido social del 18-O del año pasado que expuso el descontento por los altos costos de la educación, la salud y el transporte.

La consultora de opinión pública TuInfluyes.com publicó los resultados de su sondeo mensual, el que anticipa un 69% de adhesión a la opción “apruebo” en el plebiscito y 18% al “rechazo”.

Además, el informe “Data Influye” concluyó una participación de un 76% de la población. Del 24% restante sólo un 6% aseguró estar convencido de no ir y el resto dijo que tal vez vaya y que no estaba seguro a participar.

Por la expansión del coronavirus en el territorio chileno, que superó los 500.000 casos y más de 13.800 fallecidos, se extendió el horario de votación de 8 a 20hs. 

Te recomendamos leer

Procedimiento para votar

El destino político de Chile podrá cambiar de aprobarse la nueva Carta Magna -herencia del gobierno de facto de Augusto Pinochet-. Además de votar por “sí” o “no” a la modificación de la Constitución, los chilenos tendrán que decidir quién la redactará (en el caso de aprobarse la reforma). Hay dos opciones: una Convención Constitucional (conocida constituyente) integrada por 155 miembros populares o una Mixta de 172 miembros (86 parlamentarios y 86 ciudadanos electos).

De ser aprobada la reforma constitucional, se elegirán a los integrantes de la Convención en abril de 2021, misma fecha en que se votará a los gobernadores regionales, alcaldes y concejales.

El “octubre chileno” dejó un saldo de 21 muertos y más de mil heridos.

Luego de definirse los integrantes, la Convención tendrá nueves meses para redactar el nuevo texto, con una prórroga única de tres meses. Pero el proceso no termina ahí. 60 días después de la remisión del proyecto, los chilenos votarán un nuevo referéndum para aceptarlo o rechazarlo. Este segundo plebiscito se hará en la primera semana de 2022, según el Servicio Electoral chileno.

Si la nueva redacción constitucional no se aprueba en el segundo referéndum, seguirá vigente la actual Constitución. El último plebiscito que se hizo en el país trasandino fue en 1988 que le puso punto final a la dictadura de Pinochet.