Planea Iguacel una “tarifa previsible” para amortiguar los aumentos del gas en 2019

El Canciller - Comentarios

El gas aumentará en octubre un 30 por ciento, en concepto de actualización anual por inflación, según informaron hoy desde la Secretaría de Energía. Si bien el gobierno maneja pronósticos que ya alcanzan los 42 puntos para 2018, la dependencia a cargo de Javier Iguacel aseguró hoy que es el único aumento previsto dentro de los próximos seis meses.

La estrategia de Iguacel de llevar la discusión del precio al terreno de la competencia le dio resultados al gobierno, que ya no se sienta a la mesa a cerrar números con las empresas. La apuesta por la regulación del mercado le había dado buenos resultados al ex director de Vialidad que, ahora a cargo de Energía, logró bajar costos y amortiguar el aumento de la tarifa del gas en un contexto de alta inflación y abrupta devaluación del peso.

El incremento anunciado será el último de este año, según aseguran en la Casa Rosada, mientras confirman que planean una nueva actualización del cuadro tarifario para abril de 2019. Iguacel planifica un esquema de “tarifa previsible” para el año que viene, con la idea de que el impacto de la boleta del gas no resulte tan fuerte en los meses del invierno (que son los de mayor consumo) y se reparta durante el resto del año de forma equilibrada.

El gas aumentará en octubre un 30 por ciento, en concepto de actualización anual por inflación

Ante la gran oferta de gas, las distribuidoras negociaron con los productores una reducción del precio que, se descargará en las boleta en porcentajes que rondan los 10 puntos por debajo de la inflación anual que maneja el gobierno. Por ejemplo en abril 2018 se pagaban U$S 5,20 el millón de BTU para la Cuenca neuquina y en octubre -según lo planificado por la gestión de Juan José Aranguren- se hubieran pagado U$S 5,72. Gracias a los estímulos del gobierno a la competitividad y la producción de gas, ese precio de octubre 2018 se bajó a U$S 4,15. Resultados similares se obtuvieron en la Cuenca de Chubut, donde ahora se paga U$S 4 el millón de BTU contra los U$S 5,39 que la gestión anterior tenía planificado para octubre. En Cuenca de Santa Cruz (donde hoy se paga U$S 3,75) se obtuvo un ahorro casi del 40% sobre los U$S 5,24 planificados a principios de este año. En la Cuenca de Tierra del Fuego, por último, se pagarán U$S 3,95 contra los U$S 5,20 el millón de BTU. Un ahorro global que se trasladará a los hogares en un aumento menor al previsto incluso antes de la crisis.

El nuevo cuadro de tarifas fue discutido hoy en la Audiencia Pública convocada por Enargas en el Centro Metropolitano de Diseño de la Ciudad, y contó con la participación de más de 60 oradores. Este jueves, las audiencias se trasladarán a Santiago del Estero a fin de escuchar las propuestas de los usuarios del interior del país, de otras 4 distribuidoras y de la Transportadora de Gas del Norte (TGN).