Plan para los NiNi y un nuevo contacto con Trump: las últimas horas de Alberto en México

Alberto Fernández regresará de México el jueves por la tarde. ¿Irá al encuentro de "progresistas" el fin de semana en Buenos Aires?
El Canciller - Comentarios

Alberto Fernández ya prepara sus valijas para regresar al país. Pero si bien el objetivo principal del viaje se cumplió el lunes pasado, con el encuentro con el mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo continuó dando señales sobre su posición internacional y sus (posibles) medidas para los 100 primeros días.

El encuentro con Mauricio Claver, asesor de Donald Trump, fue una muestra de ello. Si bien la reunión no estaba pautada originalmente en la agenda del viaje, el referente del Frente de Todos se juntó con el encargado de Latinoamérica y el Caribe para la Casa Blanca en un almuerzo que tuvo como uno de sus tópicos principales la deuda con el Fondo Monetario Nacional y, de nuevo, la administración de Nicolás Maduro en Venezuela.

“Aunque les expresé mis diferencias, la realidad es que tenemos que trabajar juntos con Estados Unidos”, dijo Fernández.

Claver no es un asesor más de la Casa Blanca. Encargado de los enlaces con el “Hemisferio Sur”, el ex funcionario del Tesoro de Estados Unidos fue también el representante de EE.UU ante el Fondo Monetario Internacional.

Desde el lado argentino descartaron el rumor que indicaba una renegociación con el organismo internacional a partir de una quita en el pago de vencimiento (“Es difícil hablar de quita porque el Fondo lo prohíbe”, explicó Fernández en TN) aunque insistieron en la responsabilidad del FMI en el préstamo hecho a la gestión de Mauricio Macri.

En ese sentido, el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner aseguró que “fue muy importante el llamado de Trump para ayudarnos a salir del pozo en el que caímos”. Y agregó: “Le expliqué lo que verdaderamente ocurrió en la economía argentina. Él tenía algunos datos confusos y le expliqué la responsabilidad que tuvo el Fondo en esta situación que hoy enfrenta la Argentina”. Quedará ver la respuesta de EE.UU.

Globant y el proyecto para los jóvenes

Minutos antes de su almuerzo con el representante de la Casa Rosada, Fernández visitó las oficinas de Globant, otro unicornio argentino en materia de software. Allí sentó posición sobre la industria tecnológica en el país. “Estoy orgulloso de ver este proyecto federal de Globant porque demuestra lo que somos capaces de construir. Tenemos gente valiosísima en el interior del país y se abre para nuestra industria un mundo fascinante. Tienen mi compromiso de que voy a seguir apoyando a las empresas nacionales”, explicó.

La respuesta no tardó en llegar. El CEO de la empresa, Martín Migoya -quien participa del grupo Nuestra Voz- agradeció la visita del presidente electo a las oficinas de México: “Estamos muy orgullosos de seguir trabajando en pos del crecimiento de la industria y del país generando más oportunidades para los argentinos. Políticas de estado son la única salida”, expresó en su cuenta de Twitter.

Alberto Nini Metegol

La selfie con los jóvenes de la empresa de software tampoco fue casualidad. El martes, en su discurso en la UNAM, el presidente electo reconoció que esa franja etaria es la más afectada por la crisis. También destacó el programa de México para fomentar el empleo joven. ¿De qué se trata el programa? A sólo 40 días de asumir, AMLO publicó, en el Boletín Oficial, que su administración iba a otorgar una beca mensual de 3.600 pesos mexicanos (183 dólares) a los jóvenes marginados del sistema.

La medida implicaba que durante 12 meses recibían una ayuda mientras reciben capacitación en empresas suscriptas a la iniciativa. Según las crónicas de los diarios mexicanos, un millón de jóvenes, entre 18 y 29 años, se inscribieron al programa y la cifra crece mes a mes: el Gobierno aspira a llegar a 2.300.000 beneficiados.

En Argentina los números son similares: alrededor de 1,2 millones de personas de entre 18 y 25 años entran en la categoría “ni-ni”, que refiere a que no estudian ni trabajan. Según sus propios dichos, Fernández prestará especial atención a ellos.