Plan C: la Corte y Comodoro Py en alerta por el avance del coronavirus

La Corte Suprema de Justicia finalmente decidió decretar inhábiles los días entre el 16 y el 31 de marzo.
El Canciller - Comentarios

No fue feria pero se le parece: la Corte Suprema de Justicia finalmente decidió decretar inhábiles los días entre el 16 y el 31 de marzo. ¿Qué significa esto? Que los y las empleadas no están obligadas a asistir a sus trabajos pero que habrá una asistencia mínima e indispensable.

Los y las que se encargarán de atender los casos urgentes (o los trámites que no puedan esperar como las excarcelaciones) serán los jueces y los funcionarios. Además de esta decisión, la Corte decidió jugar más fuerte y abrió su famoso y millonario fondo antíciclico. Una parte de esos fondos (que son resultado de una especie de ahorro que hace la Corte) serán destinados a las medidas que se tomarán para paliar los efectos del coronavirus.

Antes de la decisión de la Corte, la Suprema Corte de Buenos Aires ya había decretado un asueto en la provincia mientras que la Cámara de Casación Federal había aplicado un régimen que “dispensaba” de concurrir a los lugares de trabajo a las personas que integren grupos de riesgos.

Incluyó también a los que tengan menores escolarizados a cargo o personas que requieran asistencia. A eso le sumó que el resto deberá trabajar de manera rotativa o por mitades. La Procuración General sacó este mediodía una decisión similar.

El origen de la discusión

En una reunión de emergencia de ayer realizada en el Palacio de Tribunales estuvieron Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti. El objetivo era clarificar alguna de las situaciones a nivel cuidados de salud y también la posibilidad de habilitar una parte del trabajo de los juzgados de manera remota. Elena Highton de Nolasco se mantuvo informada de manera remota mientras que Juan Carlos Maqueda estaba ya en su flamante cuarentena luego de volver de un viaje a Estados Unidos.

renuncias

Que los integrantes de la Corte no se llevan bien entre ellos no es una novedad pero el enfrentamiento quedó evidenciado una vez más este fin de semana en el medio de la crisis por el coronavirus. Si la cuestión se hizo pública no fue algo casual o desinteresado y tendrá nuevos capítulos.

La semana pasada habían otorgado una licencia excepcional con goce de haberes para los jueces, funcionarios y empleados que hayan estado en áreas de circulación/transmisión de coronavirus. La Oficina de Asistencia Sanitaria recibió el viernes una partida especial de 44.800 pesos para la compra de ciertos insumos.

Te recomendamos leer

Este lunes, las salas de audiencias estuvieron desiertas: el público que suele asistir a los juicios no pudo hacerlo y a fiscales y defensores se les cancelaron todos los compromisos. El debate donde está acusada Cristina Fernández de Kirchner se suspendió y la atención en las mesas de entrada judiciales estuvo muy restringida.