Según un informe de UNICEF, el 62,9% de los niños argentinos serán pobres en diciembre de este año.