Santilli se opuso a la marcha del 17 de agosto y aclaró que "no es una convocatoria partidaria".