Patricia Bullrich sostuvo que el peronismo sufre un "envejecimiento" y una "falta absoluta de dirección".