Para Duhalde, "no es momento" de una reforma judicial porque, durante una crisis, "la energía no puede disiparse" en muchos temas.