La policía bonaerense desaloja el predio tomado en Guernica: hay corridas, piedrazos y gases lacrimógenos.