El diputado suspendido pensó "que no tenía Internet" y minimizó la situación.