Alberto sostuvo que "el peor tiempo parece estar terminando" y pidió que una "eventual" segunda ola "no frustre el esfuerzo".