Alberto consideró que los diarios "terminan enfermando".