Alberto apuntó contra los medios que "terminan defendiendo los mismos intereses que los bonistas".