[HISTÓRICO] El Papa Francisco autorizó a que las mujeres puedan leer la Palabra de Dios, ser monaguillos y distribuir la comunión.