PISA: reprobado en Matemática y un poco mejor en Lengua y Ciencia

Argentina quedó séptimo entre los diez países sudamericanos que participaron del examen organizado por la OCDE.
El Canciller - Comentarios

La OCDE publicó, este martes, los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes, examen mejor conocido como PISA. La evaluación, que se hizo en 2018, volvió a arrojar resultados poco satisfactorios entre los alumnos argentinos: de 73 naciones, el país se ubicó 63 en el ranking de lectura, 71 en matemática y 65 en ciencias.

La prueba se realiza cada tres años y participan alumnos de 15 años: en el país se midieron estudiantes de Buenos Aires, Córdoba, Tucumán y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires— de 458 escuelas.

En el desgrabado por región, la Ciudad de Buenos Aires fue la que obtuvo mejor rendimiento en las tres áreas: obtuvo un puntaje de 455 en Ciencia, 454 en Lectura y 434 en Matemática, casi 60 puntos por encima del promedio nacional. Lo siguió Córdoba -con resultados similares- y la provincia de Buenos Aires.

Tucumán, en cambio, fue la provincia con peores resultados: el puntaje en matemática fue del 364, 70 puntos menos que en Caba.

 

Fuente: Ministerio de Educación. Gráfico: ElCanciller

En esta edición, el énfasis estuvo situado lectura, donde el país, en promedio, obtuvo un puntaje promedio de 402 puntos: solo 47,9% de los estudiantes tienen segundo nivel evaluado o más, lo que significa que los alumnos tienen los conocimientos para la comprensión básica de las situaciones y un primer nivel de avance en las resoluciones de las situaciones que se les plantean.

En el otro extremo, más de la mitad de los alumnos, de 15 años, “no comprende lo más básico” de un texto. Y apenas el 1% de los estudiantes argentinos alcanzaron los mejores resultados en lectura.  En el promedio de los países de la OCDE llegan al 9%.

Por su parte, China encabezó este año los resultados, seguido por Singapur, Macao, Hong Kong y Estonia.

Matemática

En matemática, en cambio, el 69% de los estudiantes restante se encuentra en el Nivel 1 o por debajo de éste, lo que implica que sólo han podido resolver satisfactoriamente los problemas que requieren procedimientos rutinarios, siguiendo indicaciones simples y utilizando la información presente. De acuerdo a la estadística, son muy pocos los que están en niveles avanzados, eso es, pueden modelar situaciones complejas, seleccionar, comparar y evaluar estrategias apropiadas de resolución de problemas.

Además, el promedio de Argentina en Ciencias mejoró en 14 puntos entre 2006 y 2012, y se mantuvo relativamente estable en 2018.

Cabe destacar que el rendimiento de Argentina en la OCDE se da con la prueba de 2012. En la pasada edición, la del 2015, Argentina fue eliminada del ranking por anomalías en la muestra de estudiantes que rindió el examen. La propia OCDE aclara en el informe que los resultados “no son comparables” a los de tres años atrás.

Te recomendamos leer

América Latina

En total, entre países y ciudades, participaron 79 sistemas educativos. Y si bien existe un promedio entre todas las naciones, la comparación que cobta más fuerza es a nivel latinoamericano. En ese sentido, Argentina se encuentra relegada: de los diez sistemas educativos, el país quedó séptimo en lectura y ciencia. En Matemática, octavo.

Chile, Uruguay, México y Costa Rica son los que se destacan, aunque, claro, siempre por debajo del promedio de los países de la OCDE.

La palabra de Finnochiaro

“Los resultados no nos sorprendieron”, aseguró el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro. “Estamos contentos porque finalizamos la gestión dejando como legado que la educación es una cuestión que nos atañe a todos los argentinos y que para eso se necesita evidencia confiable”, agregó.

Además, el ex candidato a intendente en La Matanza indicó que “una reforma educativa profunda como la que iniciamos no se puede lograr en cuatro años. La implementación de la Secundaria 2030, por ejemplo, va a estar terminada recién en 2025″.