Pignatiello, Sasia, Díaz Acosta y Las Kamikazes: el futuro del olimpismo nacional

El Canciller - Comentarios

Los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, que continúan revolucionando a la Ciudad de Buenos Aires, “son los mejores de la historia”, según palabras de Carlos Chapa Retegui, que en 2016 se colgó la medalla de oro en Río de Janeiro con el hockey masculino.

Si bien en esta competición el logro fue menor -los Leoncitos se subieron al podio tras obtener la medalla de bronce-, el entrenador se refirió a la inusual efervescencia que abunda en cada sede donde compite un deportista argentino.

Con la medalla dorada conseguida por los Pumitas, en el rugby seven, la delegación nacional, de 142 atletas, contabiliza ahora 25 preseas, con las que se ubica en el sexto lugar del medallero, como una de las grandes animadoras de la competencia.

Pero cuando el jueves se apague el pebetero olímpico, ¿qué dejarán los Juegos de la Juventud?; por lo pronto, hay proyectos muy interesantes de cara al futuro. Aquí, algunos de los argentinos que deben ser seguidos de cerca.

El futuro del olimpismo nacional

  • Nazareno Sasia: El entrerriano, de 1,93 mts, se coronó campeón en lanzamiento de bala, tras ejecutar a una distancia de 21,25 metros en la final. Es el número 1 del ránking Sub 18. “Pablo está acusado de huevadas”. Daniel Llermanos, abogado de los Moyano.
  • Linda Machuca: La bonaerense obtuvo la medalla de plata en la categoría hasta 73 kilos femenina de lucha. Pese a que primero se inclinó por el patín, cuando se decidió por la disciplina, entró rápidamente en el seleccionado, y viajó por Alemania, Suecia y México.
  • Facundo Díaz Acosta: Oriundo de Olivos, el tenista consiguió la medalla plateada en singles y la de oro, junto a su compañero Sebastián Báez, en el torneo de dobles. En los Cuartos de Final, venció al número 1 del mundo Chung-Hsin Tseng.
  • Agustina Giannasio: Con tan sólo 15 años, la jóven de Hurlingham se quedó con la medalla plateada en la competencia de equipos mixtos en tiro con arco. Está en cuarto año de la secundaria en el colegio Deustche Schule y entrena en el Cenard.
  • Richard Kierkegaard: También de 15 años, el jinete tiene una increible historia de vida, tras reponerse de un paro cardíaco, que sufrió a los 12 años mientras montaba un caballo. Pese a que quedó fuera del podio en Ecuestre, posee una gran proyección.
  • Las Kamikazes: El equipo femenino de beach handball, el deporte furor de los Juegos, se consagró campeon ante una multitud en Tecnópolis. Pidieron expresamente por el desarrollo de la disciplina, luego del boom que ocasionaron en la competencia.
  • Delfina Pignatiello: Doble medallista plateada -en 400 y 800 metros libre-, la nadadora bonaerense de 18 años ya había revolucionado al deporte argentino el año pasado, cuando obtuvo tres medallas en el Mundial Juvenil de Indianápolis y recibió el premio Olimpia de Oro.