Pierden los salarios casi 20 puntos ante la inflación de 2018 y es la peor caída desde la crisis de 2001

El Canciller - Comentarios

Por el aumento de la inflación, que alcanzó la cifra más alta desde 1991 con un 47,6% interanual, se estima que los salarios reales cayeron casi 20 puntos en su poder de compra. 

Según informó el INDEC, los salarios aumentaron en promedio un 26,2% anual en octubre, por lo que quedaron un 19,7% por debajo de la inflación durante ese período. Esto confirma que el salario real en 2018 tuvo su peor caída desde la crisis de 2001.

A comienzos de 2018, el Gobierno planteó en una conferencia de prensa de Marcos Peña, Federico Sturzenegger, Luis Caputo y Nicolás Dujovne, que las metas inflacionarias eran recalibradas en un 15% para 2018, 10% para 2019 y 5% para 2020. Conforme a esos números, se plantearon paritarias de un 15%.

En 2017 una buena parte de los gremios no lograron que el crecimiento de sus ingresos se aproximara al ritmo de aumento de los precios, y conforme a la predicción del Ejecutivo, la mayoría cerró para comenzar el año, un número cercano a ese porcentaje.

El primero en acordar en un 15% fue el sindicato de Comercio, conducido por Armando Cavalieri, que contiene la mayor cantidad de empleados del país, con 1,2 millones de trabajadores. La negociación en ese momento se dio con un aumento del 10% en abril y el 5% restante en agosto, no acumulativo.

Otra paritaria que siguió esa línea de tramos en los primeros meses, fue el de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) que acordó la misma cifra, desglosados en 5,5% en abril y septiembre y 4% en enero de 2019, con revisión en octubre y un bono retroactivo de 1.500 pesos.

También habían cerrado por el mismo monto los gremios de Obras Sanitarias, aceiteros, Luz y Fuerza, pintores, tintoreros, remiseros y petroleros oficiales.

Después de la primera corrida de abril cuando el dólar pasó a costar $20,50, extendieron la paritaria entre un 20% y 25%. Algunos gremios firmaron una cláusula de revisión para octubre/noviembre que reemplazó a la tradicional cláusula gatillo, que emparejaba el salario a la inflación oficial.

Con la cláusula de revisión, reabrieron las paritarias y incrementaron los salarios cerca de un 32% y 33% en promedio. Pero tras el cierre de año, ninguno logró superar la inflación.

Camioneros fue el primer gremio en romper el 15% principal, firmando un 25%, que luego logró otro 15% de aumento, con un prorrateo en tres etapas hasta mayo del 2019. En total, el aumento llega al 40,2%.

Por su parte, otro de los gremios fuertes como Bancarios, cerró diciembre con un aumento del 46%. Judiciales con el 45%, al igual que Comercio y Sanidad. Sigue Aceiteros con el 42,5%, Alimentación 41% y Metalúrgicos con el 40,5%.

De esta forma, la caída del salario real se asemeja a la que ocurrió durante el gobierno de De La Rúa. Pese a que ahora la situación es distinta porque las cláusulas de revisión moderaron la pérdida del poder adquisitivo, el número final deberá notarse a partir de los datos que publique el INDEC para noviembre.