Pfizer pedirá la aprobación de emergencia de su vacuna contra el coronavirus

La empresa anticipó que tuvieron un 95% de efectividad y que esperan por comenzar a distribuir la dosis antes de fin de año.
El Canciller - Comentarios

Una vacuna experimental de Pfizer Inc. y BioNTech completó sus pruebas y tuvo 95% de efectividad, aseguraron desde la empresa. De los 170 voluntarios adultos en el ensayo de casi 44.000 sujetos que desarrollaron covid-19 con al menos un síntoma, 162 recibieron un placebo y ocho la vacuna. 

Las firmas también señalaron que no registraron efectos secundarios de envergadura (un 3.8% de los sujetos tuvo fatiga y 2% informó dolores de cabeza) y la sustancia sería aplicable a personas de riesgo. En esas condiciones, las compañías anticiparon que planean solicitar la autorización para la vacuna en unos días.

La inyección podría comenzar a distribuirse a fin de año en caso de ser aprobada por las autoridades sanitarias. Los importantes avances en este tema provocaron polémica en Estados Unidos porque el presidente Donald Trump acusó a Pfizer de postergar la difusión de los resultados de los estudios para después de las elecciones, algo que fue rechazado por la firma.

“Los resultados del estudio marcan un paso importante en este histórico viaje de ocho meses para presentar una vacuna capaz de ayudar a poner fin a esta devastadora pandemia”, dijo el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla.

“Seguimos avanzando a la velocidad de la ciencia para recopilar todos los datos reunidos hasta ahora y compartirlos con los reguladores de todo el mundo”, agregó el representante de la compañía.

De esta manera, Pfizer se pone adelante en la carrera por la vacuna contra el Covid-19, donde compite cabeza a cabeza con la Sputnik V de Rusia y Moderna. Ambas indicaron también de altas tasas de efectividad en las pruebas realizadas. 

Con la autorización, Pfizer planea producir hasta 50 millones de dosis para fin de año, aproximadamente la mitad de las cuales se destinarían a los EE. UU. Sin embargo, solo serán suficientes para inocular a 25 millones porque cada persona necesita tomar dos dosis con tres semanas de diferencia.

La comunidad internacional deposita sus expectativas en el desarrollo de la vacuna para frenar la pandemia que afecta al mundo desde comienzo de año, aún sin control en Estados Unidos y con una segunda ola en Europa.

Sin embargo, desde la OMS advirtieron que la sustancia tardará en llegar y que su aplicación será por tandas con prioridad en personal esencial y de riesgo, por lo que los protocolos y medidas sanitarias deberán extender en el próximo periodo.

Se espera que la FDA, el organismo encargado de su aprobación en EEUU, haga una revisión más rápida de lo que normalmente lo haría debido a la urgente necesidad de inyecciones. Si la agencia encuentra que las vacunas funcionan de manera segura, emitirá lo que llama una autorización para su uso de emergencia, que la FDA invoca en caso de pandemia.