Pésimo ánimo, clima adverso e incertidumbre

El intento de dar con la nave desaparecida en el océano empieza a despertar la impaciencia de las familias de los tripulantes. Además, el clima hostil de los mares complica el hallazgo. Se espera que las condiciones mejoren recién el martes.
El Canciller - Comentarios

A varios días de la pérdida de comunicación con el submarino, los avances de un megaoperativo que alberga a varios países son casi nulos. El radio de búsqueda se amplía día a día y las condiciones climáticas adversas complican dar con alguna respuesta que tranquilice a las familias de los 44 tripulantes del ARA San Juan. Mientras en la Armada piden calma a través del vocero Gabriel Galeazzi, el círculo de  familiares comienza a impacientarse.

Galeazzi: “‘No tengan dudas’, es lo que le decimos a los familiares estos días. Se seguirán redoblando los esfuerzos, mañana, tarde y noche, buscando por aire, mar y el fondo del mar hasta que la nave aparezca”

Tiempo de incertidumbres


Desde que se desconoce la suerte del ARA San Juan, decenas de familiares se movilizaron desde distintos puntos del país a Mar del Plata -lugar donde debía arribar hoy el submarino- para estar al corriente de las novedades del operativo de búsqueda. Sin embargo, luego de varios días de intentos frustrados y más dudas que certezas, la preocupación de los familiares aumenta exponencialmente.

 “Se cubre toda el área asignada y el recorrido probable que pudiera hacer el submarino”

Ester Alfaro, madre de uno de los tripulantes fue contundente a la hora de hablar de la situación anímica de quienes esperan resultados en Mar del Plata. “El ánimo está pésimo”, tiró. 

El sábado se conoció la existencia de siete intentos de comunicación que había realizado en ARA San Juan. Sin embargo, luego de algunos cortocircuitos entre la Armada y el Ministerio de Defensa, avisaron que no es posible afirmar que dichas llamadas provinieron del submarino perdido. 

El clima adverso


De esta manera, pese al megaoperativo que se está llevando a cabo, que contempla seis aeronaves y trece buques tanto nacioles como internacionales, las incertidumbres continúan creciendo. Además, el clima desfavorable -con olas de hasta hasta metros- del océano dificulta la búsqueda subacuática que permitiría verificar el hundimiento, hipótesis que ha crecido paulatinamente ya que se ha rastrillado la mayoría de la superficie.

“Recién para el martes el clima y el mar van a estar en condiciones favorables para que los operativos sean más efectivos y para que el submarino pueda ser detectado por radar”

 “El pronóstico climático indica que van a continuar los vientos fuertes en las próximas 48 horas”

Mientras tanto, desde la Armada piden calma. El vocero Gabriel Galeazzi aseguró que la búsqueda del submarino “continuará hasta que aparezca”, aunque avisó que no han podido rastrear la localización de las siete señales de comunicación recibidas. Galeazzi agregó que ninguna de las hipótesis se puede descartar.

“No se han podido georeferenciar las siete llamadas satelitales porque fueron de muy poco período y muy débiles para tener un punto confiable donde ser situado”

“Se está realizando la búsqueda tanto suponiendo que está en la superficie como en inmersión, con o sin propulsión”

El operativo de búsqueda