Pese a la tormenta, promete Marcos un “pequeño crecimiento” este año y confirma el rumbo

El Canciller - Comentarios

En una nueva presentación en el Congreso, Marcos Peña usó diez veces la palabra “turbulencia” para referirse a la crisis que atraviesa el país, responsabilizó a los factores externos y aseguró que, pese a las complicaciones, la economía tendrá un “pequeño crecimiento” este año.

En su 112º informe de gestión presentado hoy ante la Cámara de Diputados, Peña remarcó que hubo tres factores que “complicaron” la economía cuando el Gobierno todavía no había terminado de “corregir los desequilibrios heredados”: la sequía, la suba mundial del peso del petróleo y la “fuerte volatilidad en los mercados financieros internacionales impulsada por la suba de las tasas de interés en EE.UU. y la consecuente apreciación del dólar a nivel global”.

A pesar de ello, el jefe de Gabinete confirmó que el rumbo del plan económico “sigue siendo el mismo” y tiene el mismo objetivo: ordenar los “grandes desbalances económicos heredados” y “sentar las bases para crecer sostenidamente, con reducción de la pobreza”. También afirmó que la economía tendrá un “pequeño crecimiento” del 1% este año.

Peña también defendió el acuerdo con el Fondo Monetario, sostuvo que “no implica más endeudamiento” sino más barato y reiteró que no tiene por qué pasar por el Congreso, ya que es un acuerdo que Argentina firmó con un organismo del que forma parte.

Consultado sobre la denuncia de supuestos aportantes truchos de las campañas de Cambiemos de 2015 y 2017, el funcionario se excusó al señalar que “excede los alcances” del informe que debe brindar, pero aprovechó para subrayar que “el gobierno considera que el sistema de financiamiento de partidos políticos es un sistema con muchas oportunidades de mejora”.