Personas en situación de calle en la Ciudad: Operativo Frío 24hs y un centro de aislamiento ante la pandemia

La Ciudad sumó 1280 plazas en los Centros de Inclusión y adelantó el Operativo Frío para asistir a personas en situación de calle. La crisis económica y social se acentúa.
El Canciller - Comentarios

La pandemia llevó a que el Operativo Frío fuera adelantado y reforzado. Con el inicio de la cuarentena en marzo, el Ministerio de Desarrollo Humano y de Hábitat abrió ocho nuevos Centros de Inclusión Social para que las personas que viven en la calle tengan ropa, comida y elementos de higiene.

También la última semana de mayo, abrió el Centro Costa Salguero (cuenta con 700 plazas) para recibir a personas contagiadas con coronavirus, que tengan síntomas leves. Antes, los casos positivos iban a los hoteles porteños que tenían destinados.

Pese a las acciones asistenciales, en la madrugada de este domingo, un hombre murió en la esquina de Saenz Peña y Chile. Se llamaba Leonardo Javier Macrino y lo encontraron sin vida cerca del hotel de donde había sido desalojado el miércoles por un supuesto incumplimiento de pago.

Personal del Operativo Frío entregan alimentos.

El decreto 320/2020 suspende los desalojos hasta el 30 de septiembre, dada la situación actual. La norma incluye desde los inmuebles para vivienda hasta los utilizados para trabajar, pasando por “las habitaciones destinadas a vivienda familiar o personal en pensiones, hoteles u otros alojamientos similares”.

El brote del coronavirus acentuó las diferencias sociales, pese a que la crisis económica ya existía.

La cartera dirigida por María Migliore contabiliza a 1150 personas en situación de calle. Mientras que el 2° Censo Popular de Personas en Situación de Calle, realizado en julio de 2019, registró a 7251 personas.

El estudio lo realizó la Defensoría del Pueblo porteña, la Auditoría General de la Ciudad, el CELS y más organizaciones de la sociedad civil.

Indigencia en las ciudades

El 8,9% de la población urbana era indigente en el último período de 2019 (de julio a octubre), según el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA). Hasta ese momento eran “los valores más altos de la década”.

También el informe sobre Desigualdades sociales en tiempos de pandemia menciona que el 40,8% de las personas se encontraban por debajo de la línea de pobreza entre julio y octubre del año pasado.

“Este último valor representó un incremento de alrededor de 7 puntos porcentuales con respecto a las tasas verificadas en el mismo período de 2018 y de 12 puntos con respecto al 2017”, sostiene el documento.

Te recomendamos leer

Medidas para palear la vulnerabilidad

La Ciudad instaló un nuevo Centro de Inclusión Social llamado “Roca III”. Las personas que ingresen a la red de centros harán allí el aislamiento obligatorio los primeros 14 días. Después irán a cualquiera de los 40 centros, en donde haya vacantes, los cuales abren todos los días durante las 24hs. El total de camas en toda la red es de 3.379.

Cuando empezó la cuarentena, se abrieron ocho centros en polideportivos con 900 camas. Asimismo, se abrieron dos centros adicionales exclusivos para adultos mayores con 142 camas.

También hay personas en situación de calle que no aceptan ir a los centros. “Muchos eligen no ir a los albergues por las exigencias que tienen”, sostiene el sociólogo Pablo Di Biase a El Canciller.

En ese caso, personal del Buenos Aires Presente (BAP) les llevarán una vianda caliente con pan, postre y agua; una vianda seca cuando la temperatura sea menor a 10 grados; una frazada y un kit de prevención de frío con guantes, medias, cuello polar y gorro.

El Operativo Frío contempla una recorrida especial cuando haga menos cinco grados o menos.

El plan está compuesto de 40 recorridos con 40 móviles en las zonas con mayor densidad y se van a entregar viandas calientes.

A los 760 trabajadores del BAP, se le sumaron 442 colaboradores de otras áreas del Ministerio y del gobierno porteño. Además colaboran organizaciones sociales y de la sociedad civil, y distintos credos de manera voluntaria y a través de convenios.

Contacto

La línea 108 de Atención Social Inmediata funciona las 24 horas, todos los días del año. A través de esta línea, el programa Buenos Aires Presente (BAP) se activa y se asiste a la persona en situación de calle.

Te recomendamos leer

¿La pandemia sumará más personas sin techo?

“El contexto de pandemia y su correlato de autoaislamiento obligatorio afecta más intensamente a los sectores que vienen, desde hace ya varias generaciones, en condiciones de pobreza estructural y persistente“, reza el informe de la UCA.

El documento hace referencia a las personas que tienen un trabajo precario e informal, asociado a la realización de changas, a la venta ambulante, a los servicios personales y el doméstico. Mediante ellos “se vive al día y por supuesto sin actividad laboral en tiempos de pandemia“.

La imposibilidad de realizar ciertos trabajos es visible durante la cuarentena. Pese a esto, Di Biase considera que las personas sin techo antes de la pandemia siguen en esa situación, pero no se suman otras. “No hay más cantidad de gente en situación de calle por el coronavirus”, afirma.

Sin embargo, destaca que “la clase media y la baja sí la pasa peor, aunque hay ciertas medidas de promoción social, la crisis económica puede ser más profunda e imposible de dimensionar”.

A diferencia de lo que explica Di Biase, la socióloga Mariela Silvestein sostiene que “con la pandemia se recrudece el aumento de personas en situación de calle y la pobreza”. A su vez, hace hincapié en que esta situación “expone más las vulnerabilidades y las brechas sociales, económicas, tecnológicas y de género”

Una persona en situación de calle pide ayuda en el centro porteño. Foto: NA/ JOSÉ LUIS PERRINO.

Sobre este punto el informe de la UCA sostiene que “en el contexto de la pandemia COVID-19 y del aislamiento social preventivo obligatorio, aquellas privaciones y desigualdades asumen otra dimensión al constituirse como desventajas aún mayores“.

“La crisis actual hace surgir nuevas necesidades. Como consecuencia de ella, en Argentina y en otros países como Inglaterra se buscan tomar medidas, entre ellas el impuesto a la riqueza“, dice el especialista.

La crisis continúa…

El sociólogo notó que hubo un pico de personas sin techo en la Ciudad hace un año. “Fue el peor momento por la crisis económica, dado que en febrero de 2019 hubo una inflación muy fuerte. Y aunque hubo acciones asistenciales del gobierno porteño, la gente se fue quedando sin hogar”.

“Durante 2018, las personas sin techo se multiplicaron por seis en la Ciudad”, afirma Di Biase.

La gente en situación de calle, según el sociólogo, se relaciona directamente con “la situación económica, social y política del país”. Y aclara: “Esa es la parte más baja de la estructura social, la cual está peor que nunca”.

Pese a la cuarentena, personas en situación de calle continúan durmiendo a la intemperie. Foto: NA/ JUAN VARGAS.

“En Occidente, los sectores populares se vieron desfavorecidos por el neoliberalismo, el cual generó una profunda exclusión“, dice el experto.

También Silvestein, activista ambiental y miembro de la ONG Coinciencia Solidaria, afirma que la pobreza es consecuencia del modelo de desarrollo del país, el cual “no es sustentable y afecta al medio ambiente”.