Peronismo: recorre Kicillof la Provincia y no acepta Lammens la oferta K en la Ciudad

El Canciller - Comentarios

Aunque hay algunos proyectos de unidad, por ahora el peronismo dialoguista y el kirchnerismo sólo adelantan candidaturas por separado. En el pelotón de nombres que anota el espacio de la expresidente Cristina Kirchner aparece su exministro de Economía, Áxel Kicillof, a quien se le vence su banca en Diputados el año que viene y, aunque aseguró que sería candidato, todavía no especificó para qué cargo.

Se estima que el economista de la Universidad de Buenos Aires buscará competir con María Eugenia Vidal en el territorio bonaerense, pero no es el nombre preferido de los intendentes del conurbano, que lo resisten y quieren en su lugar a uno de ellos, a pesar de la lucha de egos que eso pueda generar.

“A mí se me agota el mandato en diciembre del año que viene, así que yo bien tendría que renovar la banca, buscar otra o participar en elección con un cargo ejecutivo. Es indudable que voy a ser candidato“, declaró Kicillof esta semana a El Destape Radio. El exministro cambió el año pasado su domicilio de la Capital al partido de Pilar, en la provincia, una jugada que contó con el visto bueno de Máximo y Cristina Kirchner.

De esta manera, el exfuncionario de Cristina realizará una jugada parecida a la que hizo María Eugenia Vidal, quien fue funcionaria de la Ciudad durante el Gobierno de Macri pero eligió la provincia para buscar la gobernación del distrito con el electorado más grande del país. Los intendentes del conurbano quieren un gobernador que pertenezca a la Provincia y apoyan la idea de que sea uno de ellos quien peleé la gobernación contra Vidal. En caso de que no sea así, buscan que sea elegido uno de los experimentados del kirchnerismo, que sólo pueda ejercer un mandato. Otro punto en el que Kicillof no aplica.

Otro nombre que se baraja es el del presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, una de esas que deambulan entre el fútbol y las empresas y que hace años promete dar el salto a la política, tal como sucede con su amigo y compañero en la dirigencia del Cuervo, Marcelo Tinelli. El empresario de 38 años está interesado en desembarcar en una boleta en la Ciudad de Buenos Aires. Tentado por varios partidos, Lammens no estaría dispuesto a sumarse a las filas de la expresidente Cristina Kirchner.

El empresario de 38 años está interesado en desembarcar en una boleta en la Ciudad de Buenos Aires.

Lammens, a quien el PRO tentó en varias ocasiones para sumarse a sus filas, tiene un ADN similar al del partido que fundó el presidente Mauricio Macri en la Ciudad: joven, empresario, pragmático y sin un pasado de pesada militancia. Sin embargo, sus ideas distan también de las del oficialismo. De esta manera, aunque es una de las figuras públicas que más interés despiertan en los partidos, ninguno de los dos principales frentes de la política logra seducir por completo al presidente del San Lorenzo.