Periodistas en la red de abusos: hace archivo Sirvén y apunta a la ambición de Mirtha por el rating

El Canciller - Comentarios

El secretario general de La Nación, Pablo Sirvén, criticó duramente el accionar de la conductora Mirtha Legrand y su nieto, Ignacio Viale. El periodista hizo uso de una declaración de la conductora del año 1998 (Mirha dijo en su primer programa que “por un punto de rating, se mata a la madre”) para explicar por qué la producción de “La Noche de ML” permitió que Natacha Jaitt realice la acusación de pedofilia contra periodistas y otras personas de los medios.

Sirvén tildó a Jaitt de ser un “personaje indefendible” que “fluctúa entre contrar sus proezas sexuales y ser vocera de difusos intereses”. “Se autopresentó en esa escandalosa cena televisiva como ‘prostituta y cara’. De inmediato se concentró en su oscura faena: sugerir nombres de famosos y periodistas que habrían abusado como clientes de una red de menores reclutados por el fútbol”, escribió el periodista de La Nación.

Natacha Jaitt no era precisamente una carmelita descalza que llegaba hasta su ciclo con un manifiesto moralizador. En cambio, lo que se vio fue una persona ansiosa, confusa y amenazante que revolvía papeles manuscritos y que recibía permanentes indicaciones desde detrás de cámaras”, siguió.

“Quien invita a su mesa al monstruo de Frankenstein no puede asombrarse de que le arruguen el mantel”, expresó Sirvén sobre la presencia de Jaitt en la mesa de Mirha, sumado a la ola de periodistas que criticaron a la diva (Alejandro Fantino, Marcelo Longobardi, Carlos Pagni, Luis Novaresio y Jorge Lanata).

“Quien invita a su mesa al monstruo de Frankenstein no puede asombrarse de que le arruguen el mantel”

El secretario de redacción también acusó a la conductora de que no interrogó debidamente a Jaitt en el marco de las acusaciones que realizaba. “Extrañamente, ese sincericidio de Jaitt no motivó que se la interrogara como corresponde sobre tan grave revelación”, remarcó.

Pablo Sirvén también recordó que el ahora preso Leondardo Cohen Arazi le contó a Jorge Rial sobre la red de abusos, cuando el relacionista público comentó que le pagaba a chicos de las inferiores de All Bays para que tengan sexo con Ricardo Fort.