Peligra la interna entre Negri y Mestre en Córdoba: las empresas de correo no llegan con la logística

El Canciller - Comentarios

Lo que parecía una interna inevitable en términos políticos, podría llegar a serlo por cuestiones logísticas. En Córdoba, la disputa entre Mario Negri y Ramón Mestre por la candidatura a gobernador por la alianza Cambiemos, prevista para el 18 de marzo, corre peligro: hasta ahora, ninguna empresa de correo confirmó que podrá hacerse cargo del proceso electoral ni tampoco está claro quién lo pagará.

Hace dos días, luego de pasarle a la Junta Electoral del partido un presupuesto de 17,3 millones de pesos por la logística del comicio, el Correro Argentino advirtió que necesita 35 días para dar un servicio “satisfactorio”, mientras que Ocasa respondió que “no están dadas las condiciones básicas” y Andeani todavía no contestó el pedido.

Ante ese escenario, en Cambiemos evaluaron la posibilidad de aplazar la contienda para que el Correo Argentino pueda hacerse cargo, pero la cercanía de la elección en la que tendrán que competir contra el actual gobernador, Juan Scharetti, complica mucho las cosas: es el 12 de mayo y sin PASO.

Además de la pelea entre Negri y Mestre por la gobernación, el oficialismo nacional deberá definir al competidor por la intendencia de la capital entre el exembajador Luis Juez, aliado de Negri, y Rodrigo De Loredo, que juega con Mestre y es, además, yerno del ministro de Defensa, Oscar Aguad.

La Junta Electoral de Cambiemos, integrada por los apoderados de la UCR, Pro y el juecismo, evalúa por estas horas darle a empresas chicas la logística y que sean los dirigentes departamentales los encargados del traslado de las urnas, con el riesgo que eso implica en términos de transparencia.

A pesar de los problemas, el apoderado de la UCR, Facundo Cortes Olmedo, dijo a La Nación que la elección interna “no está en riesgo” y que su partido está dispuesto a “aportar los fondos lógicos y racionales para llevarla a cabo”.

En cambio, su par del PRO, Oscar Agost Carreño, admitió que la fecha de la elección provincial impide aplazar la disputa, y no pareció estar tan disconforme con la posibilidad de que no se realice: “Hicimos todo lo necesario para que haya competencia, pero hay temas sin resolver”.