PCR, aislamiento negativo y “reglas que cambian minuto a minuto”: el Gobierno intenta frenar la segunda oleada de Covid

Las medidas rigen desde este viernes hasta el próximo nueve de enero. Los pasos limítrofes se suspendieron para el ingreso y egreso, salvo para los residentes y ciudadanos argentinos.
El Canciller - Comentarios

Desde las cero horas de este viernes entran en vigencia las nuevas medidas impuestas por el Gobierno para el ingreso al país. Las restricciones durarán hasta el nueve de enero. Se cierran las fronteras terrestres con los países limítrofes y las aéreas con otros cuatro países de Europa y Australia.

“Solo se habilita Ezeiza como salida del país para todos los argentinos”, explicó la Directora de Migraciones, Florencia Carignano a El Destape Radio. Y aclaró sobre la situación de los argentinos que salieron del país:  “Los que tienen pasaje afuera tienen que tener en cuenta que las reglas de juego cambian de un minuto al otro”.

La decisión administrativa 2252/2020 suspende los vuelos directos desde y hacia Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Australia, Dinamarca, Italia y Holanda. “Quedan suspendidas todas las rutas aéreas con países afectados por la nueva cepa”, expresó Carignano. A su vez, agregó: “Necesitamos tener identificadas a todas las personas que hayan hecho escalas para llegar desde países cuyas rutas están suspendidas por la nueva cepa”.

Además, se restringen ingresos y egresos a través de los pasos fronterizos habilitados, salvo para los residentes y ciudadanos argentinos. Los pasos de San Sebastián e Integración Austral, ubicados en Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, quedaron exceptuados de la restricción, dado que se necesita para el tránsito con Chile y la conexión con el resto del país.

Solo están habilitados a entrar a Argentina: transportistas o tripulantes de cualquier nacionalidad; extranjeros autorizados por Migraciones para desarrollar una actividad laboral o comercial, para cumplir con una misión diplomática, participar de eventos deportivos o para su reunificación familiar con argentinos o residentes. También extranjeros en tránsito hacia otros países con una permanencia en el Aeropuerto de Ezeiza menor a 24 horas.

La prueba piloto que permitió el ingreso de turistas extranjeros provenientes de países limítrofes se suspendió. Operaba en las terminales aéreas de Ezeiza y San Fernando, y en la portuaria de Buquebus. Por esta última podrán ingresar solamente argentinos y residentes.

PCR

Los viajeros deberán cumplir con un PCR negativo realizado 72 horas antes del viaje. Solo estarán exentos: transportistas y tripulantes; personas que hayan sufrido Covid-19 en los últimos tres meses confirmado por laboratorio.

Las personas que no puedan hacer el PCR en origen, “deberán acreditar ausencia de síntomas con certificación médica y realizar el test en destino con la mayor inmediatez posible a su arribo al país”. En estos casos deberán cumplir 10 días de cuarentena.

Cuarentena

El aislamiento obligatorio lo deberán cumplir los que lleguen con la prueba negativa realizada con 72 horas de anticipación, aunque la cuarentena será de siete días.

Quedan exceptuados de hacer el aislamiento: transportistas y tripulantes internacionales en exclusivo ejercicio de su actividad; diplomáticos y funcionarios exclusivamente para cumplir una misión oficial que se encuentren autorizados; deportistas solo en casos de eventos deportivos; extranjeros no residentes que ingresen por una actividad laboral o comercial esencial; y los nacionales o extranjeros en tránsito hacia otros países con una permanencia menor a 24 horas en aeropuertos nacionales.

Declaración jurada

Aquellos que ingresen al país deberán presentar una declaración jurada en la que se incluyó una mención especial. “Identificar si en los últimos 14 días se visito alguno de los siguientes países: Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Australia, Dinamarca, Italia y Holanda”, sumaron al documento, debido al rebrote de casos y a la nueva cepa.