PASO 2021: Gobernadores avanzan con proyecto de suspensión antes de las extraordinarias

Luego del comunicado acordado por los mandatarios provinciales durante la firma del consenso fiscal, esta semana llegará al Congreso la iniciativa para dar de baja las primarias nacionales el año próximo.
El Canciller - Comentarios

El operativo para suspender las PASO 2021 ya se encuentra en marcha. Luego de varios globos de ensayo para tantear el clima en relación a la necesidad de suprimir esa instancia electoral -invocando el gasto excesivo y los riesgos sanitarios para una elección que, en definitiva, no resuelve el ordenamiento de las listas-, los gobernadores dieron un paso más con la firma de un comunicado con ese objetivo.

Así, esta semana entraría al Congreso el proyecto para formalizar esta situación y dar de baja las primarias obligatorias “sólo por el año que viene”. La iniciativa no será del Poder Ejecutivo, sino de los mandatarios provinciales y busca entrar en el periodo de las sesiones ordinarias para que no se trate en el año electoral.

Según anticipó el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, el proyecto ingresaría el miércoles a la Cámara baja y hay un “consenso unánime” entre los mandatarios provinciales en relación a la iniciativa.

Excepto Rodríguez Larreta (quién fue el único que no suscribió el consenso fiscal por su reclamo por la coparticipación), tanto los gobernadores del peronismo como los radicales ven con buenos ojos la necesidad de suspender unas PASO cuyo costo se estima en alrededor de 13 mil millones de pesos.

A su vez, si bien la llegada de la vacuna despierta un comprensible optimismo, los tiempos de aplicación no garantizan que la situación sanitaria esté enteramente bajo control para el momento de la primera visita a las urnas según el calendario electoral.

Por otro lado,la ley que creó las primarias aspiraba a que esta sirviera como una herramienta para ordenar la oferta electoral, pero lo cierto es que salvo contadas excepciones, esto no sucedió y las PASO se terminaron conformando como una “gran encuesta cara”.

Finalmente, aunque no se explicite, hay otra razón de peso para dar de baja las PASO: el oficialismo proyecta un rebote de la actividad para el año próximo luego de un 2020 marcado por la recesión y la crisis, por lo que “ganar” esos meses podría ayudar al Frente de Todos para llegar a las urnas en octubre con mejores indicadores económicos.

Las dudas opositoras

Por supuesto, quienes ven con mayor recelo la supresión de esa instancia el año próximo son los integrantes de Juntos por el Cambio que aún no tienen definidas sus cabezas de lista para la contienda del año próximo y atraviesan un intenso debate entre “halcones y palomas”.

La mesa de conducción de la coalición opositora había anticipado su rechazo a la iniciativa y seguramente repitan esa conducta en el Congreso, aunque eso implicará tensiones con los gobernadores opositores que suscribieron la propuesta de dar de baja las primarias.

En ese sentido, algunos gobernadores radicales como Suárez de Mendoza y Morales de Jujuy defendieron que se mantengan las PASO para aquellas fuerzas que efectivamente tengan que dirimir una interna.

En un sentido similar se pronunciaron otros referentes que plantearon que las primarias puedan realizarse en forma optativa y con la participación de afiliados para aquellas fuerzas que lo consideren útil.

Más allá de esas consideraciones, con el respaldo del Ejecutivo y los gobernadores, todo indica que las PASO 2021 serán dadas de baja por el Congreso sin mayores dificultades.