Parques y plazas: una ¿próxima? apertura

El decreto presidencial que extiende la cuarentena hasta el 7 de junio prohibe expresamente la habilitación de espacios verdes. Las excepciones en Jujuy y Corrientes y los ejemplos globales.
El Canciller - Comentarios
@
@
@Annex. Scarpe da escursionismo da uomo
@adidas Performance Tmac Millennium
@Nike 705149011 Sneakers Men

La postal se repite. Tanto en la Ciudad con el conurbano, cientos de plazas y parques están desiertas durante todo el día. A lo sumo, alguna que otra persona, con barbijo, decide cruzar por el césped para cortar camino a su destino. Pero los espacios verdes continúan cerrados desde antes de la cuarentena y la pregunta se extiende: ¿cuánto falta para su habilitación?

En uno de los últimos decretos presidenciales, en el que se decidió una extensión del aislamiento social obligatorio hasta el 7 de junio, se aclara que dentro de las prohibiciones generales, no se permitirá “la apertura de parques y plazas”.

El sentido que persigue la medida encierra bastante lógica, según deslizan desde el Ministerio de Salud: si las clases y otros eventos masivos se mantienen cerrados, sería insólito que se abran, ahora, en el AMBA, parques y plazas.

En la Ciudad, las autoridades coinciden con el diagnóstico de la cartera que comanda Ginés González García. De ese modo alrededor de 200 plazas y 400 plazoletas permanecen enrejadas o con precintos de peligro desde el 16 de marzo.

Los parques (47 dispersados por toda la Capital, según cifras de la propia Casa de Gobierno) experimentan otra complejidad: por su extensión, es casi imposible bloquear toda la superficie para prohibir su ingreso. El control queda, entonces, en manos de la Policía porteña, que alerta mayor flujo de personas durante el fin de semana en los espacios verdes, pese a su prohibición.

Del otro lado de la General Paz, la pelota queda dividida entre los intendentes y la luz verde de Axel Kicillof. Con la escalada de casos, la Gobernación prefiere no meterse en el terreno de la recreación y apuestan más por la flexibilización en materia laboral. Algunos jefes municipales comparten la misma lógica -en Almirante Brown precintaron los juegos infantiles-  pero no de forma unánime: otros preparan protocolos para habilitar paseos.

Te recomendamos leer

Tigre

Tal es el caso del municipio de Tigre, que comanda Julio Zamora. El distrito norteño es una de las zonas con más espacio verde del AMBA y, por ende, el intendente del Frente de Todos propuso habilitar salidas recreativas en “parques, plazas y sendas aeróbicas”. De acuerdo al borrador sería por una hora, sin aclarar si serían salidas solitarias o en grupo.

Las autoridades confían en que el distrito cuenta con “un sistema de cámaras de seguridad que puede monitorear los espacios públicos para realizar un control”, según contaron a este medio.

Distanciamiento social: el caso de Jujuy

La pregunta central de la habilitación radica en cómo respetar el distanciamiento social, en especial, cuando la circulación del virus aparece en aumento. A esa reflexión llegan los epidemiólogos especialistas, que remarcan que cada persona debe aguardar una distancia de más de dos metros con otra. Pero no es solo eso. También, según explican desde Ciudad, se debe prever la desinfección de parques y plazas, para evitar nuevos contagios.

Jujuy y Corrientes son las primeras dos provincias que, pese al decreto presidencial, lograron habilitar los espacios verdes. Desde el 21 de abril, en la provincia norteña se permiten los ejercicios al aire libre, ya sea en plazas o senderos. Eso sí, se debe usar barbijo y mantener una distancia de 10 metros.

Baja densidad de población y nula circulación local: las dos claves de Jujuy para habilitar el deporte al aire libre.
Baja densidad de población y nula circulación local: las dos claves de Jujuy para habilitar las plazas y senderos para caminatas. FOTO: Gobernación de Jujuy

“Cayó muy bien en la sociedad, permitió despejarse y conectarse un poco con el afuera”, explicaron a El Canciller desde la Gobernación. Entre las razones, en Jujuy dan cuenta de dos características: la casi nula circulación local y la densidad de población. “Es muy distinto a Capital Federal. Acá tenemos muchas plazas con mucho espacio y menos gente”, agregaron.

Ejemplos globales

En Europa, por caso, la historia es bien distinta. Luego del brote -y posterior pico de contagios- la mayoría de los países empezó con las fases de flexibilización, entre las que se incluye la apertura de espacios verdes. Este último sábado, el primer ministro francés Édouard Philippe habilitó las plazas de todo el país y con el verano europeo, miles de parisinos salieron a pasear un rato los inmensos parques de la capital.

Las condiciones no son extensas: se recomienda el uso de tapabocas y las “sentadas” en el pasto deben respetar el distanciamiento de dos metros. También se permite las actividades físicas, pero individuales.

Te recomendamos leer

Madrid y Barcelona también avanzaron en esa dirección. El gobierno de Pedro Sanchez dictó la “Fase Uno” en esas dos ciudades. En el resto del país ibérico ya regía esa clasificación que permite sentarse a tomar algo al aire libre y pasear por la calle en grupos de hasta diez personas.

Los cuidados, ahora, están más enfocados en la población de riesgo (con horarios limitados). En la capital, por caso, también se habilitaron 36 tramos, en calles emblemáticas, que funcionan como peatonal durante los fines de semana.

En Nueva York se habilitaron los parques con dos condiciones: distanciamiento social y cupos limitados

Círculos

Los parques de Nueva York también se colmaron los últimos días, antes del estallido de protestas contra la violencia policial. Pero al verde césped se le agregó un pequeño detalle para evitar contagios: un círculo de cal, donde cada persona debía “estacionarse” en caso de querer tirarse al sol.

Las imágenes de los “circulitos” dieron vuelta el mundo: el alcalde Bill de Blasio reglamentó, además, que algunos parques debían contar con cupos limitados para disfrutar la primavera neoyorkina.