Paro y protesta de médicos porteños en rechazo a la ley que regula residencias y concurrencias

Los profesionales de la salud se movilizaron por el centro porteño en rechazo a la ley votada el jueves en la Legislatura, que avala una carga horaria de hasta 64 horas y el régimen de concurrentes que no perciben un sueldo.
El Canciller - Comentarios

Este viernes, los médicos residentes y concurrentes de la Ciudad de Buenos Aires se movilizaron y pararon en rechazo al proyecto de ley votado el jueves en la Legislatura porteña, en medio de protestas fuera del recinto, que regulariza el nuevo sistema de residencia en los hospitales públicos porteños.

Desde temprano, médicos de distintos servicios se congregaron en el centro porteño y cortaron el tránsito en Corrientes y Callao, para visibilizar su reclamo y movilizarse hasta el Obelisco. Más tarde, en asamblea votaron seguir con el paro hasta el lunes y convocar a una nueva movilización. Pese al paro de este viernes, las guardias de los hospitales estuvieron garantizadas.

Del proyecto enviado por el oficialismo y aprobado ayer, los principales cuestionamientos tienen que ver con que se establece para los residentes una carga horaria máxima de 64 horas semanales de trabajo (la cantidad mínima para un residente es de 36 horas, mientras que para el médico de planta es de 30); y que sostiene el sistema de concurrencias, médicos que tienen el mismo régimen de trabajo que un residente, pero no perciben un sueldo. En la Ciudad de Buenos Aires hay cerca de 4.000 residentes y 1.500 que integran el sistema público de salud.

 

Además, denuncian que el proyecto no los menciona como trabajadores de salud, sino que habla de “un régimen de formación de postgrado en servicio”. Y que dentro de la carga horaria de los residentes se corresponden las dos guardias semanales de 12 horas que deben realizar, pero en las que no siempre se garantiza el día de descanso post guardia contemplado por ley. Tampoco se especifica si los aumentos salariales de los residentes se calculan en base a los de los médicos de planta.

“El proyecto hace hincapié en que somos profesionales en formación, pero funcionamos como planta transitoria, cumplimos horario, estamos al frente de los servicios, atendemos consultorios, participamos de las cirugías, tenemos pacientes. Somos profesionales”, dice Rosario, médica y miembro de la Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA.

El presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, Jorge Tartaglione, expresó su acompañamiento el reclamo y la movilización de los residentes. “Son médicos trabajadores de la salud”, escribió en un tuit con un video brindando su apoyo.

El paro y las movilizaciones de este viernes fueron una respuesta a la represión que se vivió fuera del recinto el jueves a quienes se oponían que se aprobara el proyecto de ley, que finalmente fue aprobado con 34 votos a favor y 5 abstenciones.