Paro de colectivos de un sector disidente de la UTA: cuáles son las líneas afectadas

Son unas 70 líneas que recorren Capital y Gran Buenos Aires. También buscarán que el interior del país acate la medida.
El Canciller - Comentarios

Un sector opositor dentro de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) anunció para este martes un paro de colectivos por 24 horas. Por el momento 70 líneas serían las afectadas, en su mayoría de la empresa DOTA, aunque no se sabe con exactitud de cuánto sería el acatamiento al paro.

Para el área metropolitana serán los siguientes colectivos: 5 – 6 – 7 – 8 – 9 – 10 – 20 – 21 -23 – 24 – 25 – 28 – 31 – 44 – 50 – 51 – 56 – 57 – 74 – 76 – 79 – 84 – 91 – 99 – 101 – 106 – 107 – 108 – 117 – 130 – 135 – 146 – 150 – 161 – 164 – 168 – 177 y 188. En el ámbito municipal, las líneas serían: 256 – 263 – 271 – 299 – 370 – 373 – 384 – 385 – 388 – 403 – 405 – 421 – 429 – 435 – 540 y 543.

La decisión quedaría en manos de cada chofer de acatar o no la medida  convocada por Miguel Bustinduy, líder de la agrupación Juan Manuel Palacios. Por medio de un comunicado se declararon en “estado de alerta” y marcharán mañana desde las 11:00 horas al Ministerio de Trabajo.

En declaraciones a El Destape Radio, Bustinduy informó que están “conversando con todos los delegados de todo el país para que la medida afecte a todas las líneas”. Enfrentado al actual titular de la UTA, Roberto Fernández, el líder disidente indicó que “no tiene legitimidad porque los compañeros no lo votaron. Es secretario general porque lo dijo la Justicia”.

Roberto Fernández el líder de la UTA llamó al Gobierno a intervenir en el paro.

Además, aclaró que “esta medida de fuerza no es contra el Gobierno de Alberto Fernández. Nuestro gremio no cerró siquiera la paritaria 2019”. En este aspecto, Bustinduy remarcó: “Hay una pérdida que viene del Gobierno de Macri con la complicidad de Roberto Fernández perdimos el 50% de nuestro poder adquisitivo, no tenemos obra social, precarización en todas las áreas”.

Por su parte, en diálogo con Infobae, Fernández dijo que “el Ministerio de Trabajo tendrá que intervenir y aplicar el peso de la ley. El Gobierno también tendrá que actuar contra los empresarios” del Grupo DOTA. En este sentido agregó: “Advertimos que los choferes que acaten esa protesta pueden ser perjudicados porque la medida no tiene el aval del sindicato”.

Así había quedado la sede gremial tras los enfrentamientos a fin de año. Foto NA: JUAN VARGAS.

El conflicto comenzó con la objeción de su lista en las elecciones sindicales y tuvo su punto más álgido a fines de diciembre pasado cuando la sede de Moreno al 2900 se enfrentaron las facciones. Hubo destrozos, un auto dado vuelta en la entrada del edificio y terminó con un saldo de 11 personas heridas.