Paritaria docente: expone Mariu a Baradel el día antes de un nuevo paro sobre 5 millones de alumnos

El Canciller - Comentarios

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, confirmó el cierre de paritarias estatales, en tanto, adelantó que se les depositará un 5% de anticipo a los docentes, luego de que los gremialistas rechazaran la sexta propuesta salarial y anunciaran un paro para el jueves.

Tras siete ofertas y la negativa del Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), Vidal anunció que se dispondrá a liquidar un 5% en concepto de anticipo por el futuro acuerdo, para “los maestros que no pueden seguir esperando porque desde diciembre no han recibido ningún aumento”.

“Presentamos la sexta oferta y fue rechazada, pero vamos a seguir dialogando y trabajando para un acuerdo. No puede haber en la Provincia una situación en la que no se pueda pagar por falta de fondos”, explicó Vidal en conferencia de prensa junto al ministro de Economía, Hernán Lacunza; el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas; el secretario de Escuelas, Gabriel Sanchez Zinny (Escuelas) y; el ministro de Asuntos Públicos, Federico Suárez.

En la 15° reunión en el edificio del Ministerio de Economía en La Plata, el gobierno provincial incorporó nuevos incentivos al aumento salarial base del 15% (7% en enero, 4% en mayo y 4% en septiembre) y la cláusula de revisión inflacionaria en octubre. A lo mencionado, se le sumaron los alicientes por presentismo, por capacitación y por “material didáctico“, el cuál aumentó un 56%. Aún así, Roberto Baradel y Mirta Petrocini sostienen su postura y el jueves ejecutarán una medida de fuerza: el paro docente.

Sin embargo, Mariu ya aclaró que las escuelas se mantendrán abiertas para los cinco millones de alumnos, al igual que los comedores comunitarios; a su vez, anunció que los estatales no docentes sí aceptaron la propuesta del Gobierno.

Y mientras “los dirigentes gremiales convocaron a un paro para mañana”, la Gobernadora destacó que “nosotros vamos a seguir convocando al diálogo“, en tanto le pidió a los gremialistas no repetir la situación vivida el año pasado, cuando extendieron la huelga durante 17 días.

El 2017 nos dejó una lección: los 17 días de paro no le sirven a nadie, solo perjudican a los chicos. Porque después de la huelga terminaron cobrando el mismo salario que los gremios no docentes, que no pararon ni un solo día y lo acordaron en noviembre del año anterior”, concluyó.