Paredes y pisos bañados en sangre: la dantesca imagen que encontró una familia al ingresar a su casa

Ocurrió en el condado de Chesterfield, en Virginia, Estados Unidos. Un ovejero alemán había quedado a cargo de la casa
El Canciller - Comentarios

Los Murrin volvían de un día de paseo cuando abrieron la puerta de su casa, en el condado de Chesterfield, Virginia (Estados Unidos), y se encontraron con una escena de una película de terror. Las paredes y los pisos estaban repletas de manchas y salpicaduras de sangre.

“No notamos nada en la puerta de entrada, pero cuando ingresamos con mi madre, enseguida vimos manchas de sangre en el piso y miramos la escalera y vimos una huella de sangre que bajaba desde el piso de arriba hacia abajo”, contó Tristan Murrin a ABC8 News.

“Arriba, todo era sangre”, agregó.

Pero cuando vieron llegar a su perro Oden a saludarlos con efusividad comenzaron a sospechar que algo había sucedido.

En el barrio de Ashbrooke, varias casas habían sido asaltadas en el últimos tiempo. Y, al parecer, alguien había ingresado a la casa de los Murrin durante su ausencia y fue atacado por el ovejero alemán de la familia.

“Oden es bastante grande pero nunca fue agresivo con nadie antes. Juega con los niños, los vecinos lo conocen y lo aman”, dijo Murrin.

“Creo que hizo su trabajo. Se dio cuenta de que alguien había ingresado en la casa y que nosotros no estábamos y que estaba haciendo algo que no tenía que hacer, y actuó”.

 
Oden, el ovejero alemán de los Murrin, juega con los niños del barrio
Oden, el ovejero alemán de los Murrin, juega con los niños del barrio

Los Murrin sospechan que el intruso debió haber tenido que recibir asistencia médica por toda la sangre que perdió y esperan que pueda ser encontrado. La policía dice que está investigando el caso, pero hasta ahora nadie fue capturado.