“Pagarán por sus actos”: plantan bombas en la Policía y endurece Bullrich sus acciones

Dos explosivos de fabricación casera fueron colocados frente al Departamento Central de la Policía. Si bien estabas rodeados de panfletos del Partido Obrero, Altamira salió a desmentir que la izquierda tenga algo que ver.
El Canciller - Comentarios

Dos bombas caseras habían sido colocadas debajo de un móvil de contención en frente al Departamento Central de la Policía. Luego de que un bombero detectara las armas de fabricación caseras, la Brigada de Explosivos se encargó de detonarlos de manera controlada para evitar cualquier tipo de incidentes.

Los artefactos habían sido colocados justo en frente al departamento policial. Debido al olor a pólvora, un bombero que pasaba por el lugar se percató de los explosivos y fue a buscar a la polícia, que cortó la calle para poder hacer detonarlas.

Los explosivos estaban fabricados con tubos de gas butano complementados con un timer. Asimismo, según consignó Infobae, fuentes policiales sostuvieron que las bombas contenían panfletos amenazantes que estaban firmados por el Partido Obrero. “Libertad a los argentinos presos en el Congreso o los ataques seguirán”, habría sido el mensaje que rodeaba a los detonantes.

El Ministerio de Seguridad realizó un comunicado repudiando los actos de violencia y cualquier tipo de ataque de este tipo a las fuerzas policiales. “Rechazamos todo intento de fomentar la violencia y la inseguridad de los ciudadanos y alentamos a todos los partidos democráticos a repudiar este accionar violento y fuera de la democracia y los márgenes de la ley”, manifestaron.

“Rechazamos todo intento de fomentar la violencia y la inseguridad de los ciudadanos y alentamos a todos los partidos democráticos a repudiar este accionar violento y fuera de la democracia y los márgenes de la ley”

“La violencia política es un camino que la ciudadanía repudia, contrario a una Argentina con diálogo y respeto. Los responsables de atentar contra las instituciones pagarán por sus actos”, sostuvo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“La violencia política es un camino que la ciudadanía repudia, contrario a una Argentina con diálogo y respeto. Los responsables de atentar contra las instituciones pagarán por sus actos”

El dirigente de izquierda Jorge Altamira desmintió la participación de su partido en los ataques. “Tenemos 50 años de historia y nunca pusimos una bomba”, remarcó. Además, el intelectual hizo hincapié en que la sintaxis de los panfletos encontrados no coincide con la que del Partido Obrero. “Eso me da pauta de que es un fake”, afirmó.

La investigación sobre la colocación de los explosivos quedó a cargo del juez Sergio Torres, del juzgado federal Nº 12. Néstor Roncaglia, jefe de la fuerza de seguridad afirmó: “Ya tenemos una persona filmada colocando el artefacto”. En la misma línea, el secretario de Seguridad Eugenio Burzaco manifestó que no se está culpando a nadie del Partido Obrero y que lo más importante es “descubrir quién fue el verdadero autor”.

“Lo más importante es descubrir quién fue el verdadero autor”