Orgías entre sacerdotes y prostitución gay: escándalo sexual en el Vaticano

Un joven abogado denunció a más de 40 sacerdotes italianos de haber ejercido prácticas sexuales ilegales durante su profesión religiosa.
El Canciller - Comentarios

Escándalo sexual en la Iglesia Católica. Lamentablemente este titular ya no sorprende. En los últimos años se han revelado cientos de casos de prácticas sexuales indebidas dentro de la curia y parece ser que las “ovejas negras” religiosas continúan apareciendo.

Esta semana, se conoció una denuncia de 1200 páginas en donde se acusa a sacerdotes, religiosos y seminaristas italianos de haber participado de orgías y estar implicados en la prostitución gay.

Francesco Mangiacapra es un estudiante de abogacía y gigoló que ejerció la prostitución homosexual en varios encuentros con miembros de la curia. Durante meses recolectó la información para escribir un informe con fotos, testimonios y capturas de pantalla que implican a 34 sacerdotes y seis seminaristas en diferentes prácticas sexuales.

“Es un testimonio personal, un recuento de mi vida y de lo que he presenciado“, confesó el autor. El informe completo fue publicado por el portal Gay News, que accedió a varios extractos antes de la presentación oficial en la curia de Nápoles Arzobispal.

En la polémica presentación, el gigoló acusa a la Iglesia de otorgarle impunidad a los religiosos. “El comportamiento de los clérigos es, en muchos casos, el resultado de la impunidad que los líderes de la iglesia han utilizado. La tolerancia injusta alimenta la idea de ser capaz de continuar separando lo que se hace de lo que se dice, como es típico de los que tienen una doble moral”, resalta.

Hay un rasgo común a la mayoría de los implicados, y es la capacidad de establecer contactos dentro del ámbito de las reuniones para intercambiar información u opiniones. Por no mencionar el elemento aparentemente trivial del uso sin escrúpulos de perfiles de chat como Grindr y Romeo.