Siete detalles sobre la nueva temporada de The Crown: Lady Di, Margaret Tatcher y el conflicto de Malvinas.

La realeza británica regresa a Netflix el 15 de noviembre con un nuevo capítulo de su historia y te ponemos al día.
El Canciller - Comentarios

Muchos estamos a la espera de esta última temporada de The Crown porque llegó el momento de presentar a uno de los personajes más emblemáticos e icónicos de este capítulo de los ochenta: La princesa Diana.

La cuarta parte de la serie creada por Peter Morgan (el guionista detrás de La Reina y de El Último Rey de Escocia), se sitúa a finales de la década de 1970, cuando Isabel II y su familia están en búsqueda de una pareja apropiada para el príncipe Carlos, que ya tiene 30 años de edad.

Otro personaje importante será el de Margaret Tatcher y nos mostrarán las tensiones que surgirán desde su llegada al poder como primer ministra y la problemática que dio lugar a la Guerra de las Malvinas, que tendrá un papel importante en la trama.

Sin meternos en terreno de spoilers, los primeros episodios se concentran en la introducción del personaje de Lady Di y su llegada a la casa real, pero también veremos los roces in-crescendo entre Margaret e Isabel.

También se hará referencia a la bulimia de la princesa y tres de los diez episodios vendrán con un aviso de Netflix con la advertencia de que habrá escenas de un trastorno alimentario que podrían herir la sensibilidad de algunos espectadores. Será la primera vez que esta producción incluye una leyenda de este tipo previo al comienzo de un capítulo. Las escenas están basadas en una entrevista que Diana hizo allá por el 1991, en donde habló sobre el momento en el que empezó a padecer trastornos alimenticios a una semana de su compromiso.

También se le dará muchísimo lugar al acoso constante que sufrió la princesa de Gales por parte de los medios. Su paso del anonimato a la fama de un día para el otro, la boda real y la realidad detrás del supuesto cuento de hadas de Carlos y lady Di serán otros de los temas que se tocarán en esta temporada.

Mención aparte para el vestido de novia que se hizo viral después de su primer anuncio en las redes sociales y que buscó capturar el mismo espíritu del diseño original. Como dato de color, se necesitaron diez personas para ayudar a la actriz Emma Corrin para ponerse el outfit y se contó también con la asesoría David Emanuel (el diseñador original y amigo de Diana) para ejecutarlo.

Como nos suele tener acostumbrados The Crown, el vestuario se lucirá en cada uno de los conjuntos más icónicos de Diana Spencer y los ochenta así que no faltarán las blusas con pliegues, los pantalones escoceses y otros modelos con mensajes escondidos.

Por otro lado, algo que nos llamó la atención en el mejor de los sentidos es que los ciudadanos de Argentina que aparecen en el desarrollo del conflicto con Malvinas… hablan como argentinos. Parece una pavada pero es muy común escuchar tonadas de otros países que no coinciden con sus acentos reales (pensemos en Narcos por ejemplo) así que esta sería casi una excepción a la regla.

¿Quién es quién en The Crown?

En esta temporada vamos a contar con nuevos talentos y algunas de las caras conocidas de siempre. Emma Corrin interpreta a Lady Di, una joven promesa de la actuación que fue definida por su creador como “perfecta para el papel”. Morgan dijo que además de contar con la inocencia y la belleza de la joven Diana, Corrin también tiene el rango emocional para ponerse en la piel de esta figura extraordinaria que pasó de ser una adolescente anónima
a convertirse en la mujer más icónica de su generación.

Por otro lado, Gillian Anderson (la protagonista de X Files y de Sex Education) interpretará a la mismísima Margaret Tatcher y después regresan Oliva Colman como la reina Elizabeth II y Helena Bonham Carter vuelve como la princesa Margaret. Tobías Menzies se pone una vez más en los zapatos del príncipe Felipe, marido de la reina y duque de Edimburgo.

Abajo compartimos algunos datos curiosos de la serie:

LOS SETS DE FILMACIÓN

Se usaron aproximadamente 90 locaciones aunque cerca del 75 % de la filmación se realiza en una locación. Algunas de ellas fueron: El Castillo de Balmoral, El Palacio de Buckingham, El Castillo de Windsor, El Palacio de Kensington, Sandringham, Highgrove, Clarence House, Gatcombe Park, entre otras. Encontrá más detalles de las locaciones acá.

Aunque en The Crown se vean ocho de las residencias reales, el total son 23 y la reina posee 10 castillos.

OBJETOS CURIOSOS (¡Y MUY DIFÍCILES DE CONSEGUIR!)

Los más difíciles fueron la comida con el empaque correcto y los celulares viejos.

Se usaron cerca de 70 marcos de fotos plateados de diferentes personajes para todos los sets.

En cuanto al escritorio de la Reina, se utilizaron varios objetos relacionados con caballos: un lapicero con forma de herradura, un abridor de cartas con forma de pezuña, diarios y carpetas hechos a medida con el sello dorado de la reina, muchas fotos de su familia (sobre todo de su padre). También hay marcos de cuero hechos a medida, que también tienen el sello real grabado.

HELENA BONHAM-CARTER ES LA PRINCESA MARGARITA Y TIENE SU BOQUILLA PREFERIDA

Había unas 12 opciones en total de boquillas para utilizar, pero Helena eligió la que más le gustaba para usar casi siempre, es una boquilla gruesa hecha con un cuerno. En el único momento en que usó una más delicada fue durante una escena de una fiesta. Tenía 8 cigarreras antiguas, pero también usó más frecuentemente las dos que más le gustaban.

AUDIENCIAS Y MÁS AUDIENCIAS

En esta cuarta temporada la reina Isabel y la primera ministra Margaret Thatcher compartirán un total de 11 audiencias. En la vida real, ¡tuvieron más de 200!

PRIMEROS MINISTROS

Durante el reinado de la reina Isabel hubo 13 y hasta ahora se han visto ocho ministros en The Crown.

PELUCAS Y PEINADOS

Los personajes principales tendrán seis pelucas cada uno. El tiempo para crear cada una fue de tres semanas, ¡como mínimo!
El personaje con los peinados más variados fue nuestra querida princesa Margarita.

Y SI NOS REFERIMOS A LAS MASCOTAS REALES…

Son 2 perros, se llaman Lily y Prince. De vez en cuanto sumaron a más perros para tener un grupo familiar/real más grande en entornos más amplios, en lo que se incluyeron cachorros de corgi.