“Tuvimos que aprender a disparar un rifle”: cómo se hizo No Man’s Land, la nueva serie sobre el rol de las mujeres contra el Estado Islámico

El protagonista de la serie, Félix Moati, habló con ElCanciller sobre la nueva producción que saldrá el próximo 22 de noviembre.
El Canciller - Comentarios

Año 2014. Guerra civil de Siria. En ocho episodios de duración, No Man ‘s Land nos transporta a un terreno peligroso y hostil en una historia que mezcla ficción con hechos reales.

La trama sigue a una familia que está de luto tras la supuesta muerte de su hija en un atentado suicida. Su hermano Antoine está convencido de que todavía está viva y se dirige a Medio Oriente decidido a encontrarla. A través de los capítulos vamos a ver como el personaje se encuentra en situaciones que lo desbordan y en su encuentro con un grupo de mujeres kurdas, enfrentadas con el ISIS. 

Acá hacemos un paréntesis, porque la serie pondrá como uno de los ejes principales al batallón YPJ (en español es Unidades Femeninas de Protección). Esta organización militar fue creada en 2012 para proteger a distintos sectores de la población.

Los logros de esta agrupación llamaron la atención de los medios internacionales y pusieron al grupo como ejemplo en una sociedad en donde la mujer está fuertemente reprimida.

Todo esto se complementa con la búsqueda de la arqueóloga desaparecida por parte de su hermano (acá nos metemos en terreno ficcional) que será lo que hará avanzar una historia que tiene todos los condimentos para atrapar al espectador. 

En conversación con El Canciller,  hablamos con el actor francés Félix Moati (a quien vamos a ver pronto en The French Dispatch, lo nuevo de Wes Anderson) sobre la nueva serie de Starzplay que podrán ver en la plataforma desde el 22 de noviembre.

Te recomendamos leer

¿Cómo fue tu llegada al proyecto y que es lo que más te atrapó de tu personaje?

Llegué de la manera más tradicional posible, a través de un casting. El director Oded Ruskin es de Israel y él no conocía a muchos actores franceses de mi generación. Así que convocó a muchos y después de un largo proceso me eligió a mí. Con respecto al personaje, creo que él sigue una obsesión. Tiene sus convicciones y las sigue hasta el final. Eso me parece muy romántico. De hecho, yo me siento parecido en ese aspecto. Cuando se me pone una idea en la cabeza intento seguirla hasta el final. 

Él carga con muchísima culpa y atraviesa situaciones de extrema complejidad. Empieza siendo una persona y se convierte en otra ¿Qué nos podés decir sobre la transformación de tu personaje?

Lo que puedo decir sin spoilear es que va a descubrir un mundo completamente nuevo junto a la audiencia y que va a involucrarse en él. 

Es un rol muy demandante desde el aspecto emocional y físico. ¿Qué fue lo más difícil?

Desde lo físico fue muy complejo porque la serie se filmó en Marruecos, hacía muchísimo calor y el clima era muy seco. Tuvimos un entrenamiento junto a exsoldados que se tomaban las cosas con una enorme seriedad. Tuvimos que hacer desde las cosas más clásicas, correr y entrenar, hasta aprender a disparar con un rifle Kalashnikov, así que todo esto fue sorprendente para mí. 

La serie habla sobre temas importantes, de los cuales todos deberían conocer. ¿Cómo la describirías en pocas palabras?

Emocionante, excitante, íntimo y espectacular. Aunque parte de los hechos están ficcionalizados, ISIS existe y la serie refleja nuestro mundo de una manera muy certera. Pinta un retrato agudo de los hombres y de las mujeres atrapados en este conflicto global, y ofrece una mirada única sobre los trágicos eventos en Siria y la manera en que afectan al mundo entero.