Misión de Rescate: la nueva apuesta de Netflix con los directores de Avengers y Chris Hemsworth

La plataforma suma a su catálogo la mejor película de acción de su factoría. “Misión de Rescate”, inspirada en la novela gráfica “Ciudad”, no tiene nada que envidiarle a las grandes sagas del género.
El Canciller - Comentarios

Escrita por Joe Russo y producida por Anthony y Joe Russo, el nuevo film original de Netflix se presenta como, quizá, el primer tanque cinematográfico estrenado en plena pandemia. Y tiene con qué. Para tener en cuenta, la dirección del film está a cargo de Sam Hargrave, un experimentado doble de riesgo que fue creciendo en funciones al lado de los Russo.

Comenzó como doble en Capitán América: Soldado de Invierno y terminó en la dirección de la segunda unidad en las películas de Avengers. Como hombre de confianza y tras haber trabajado en cuatro películas, Joe y Anthony Russo le dieron la chance de dirigir su primera película y también el debut de los Russo con su productora: AGBO Films.

¿Con qué nos vamos a encontrar?

El film comienza con Tyler Rake ensangrentado y eliminando soldados enemigos. El contexto es un puente donde hay autos abandonados, un helicóptero que sobrevuela la zona y mucha confusión para el espectador. Así es el arranque del film que tiene a Chris Hemsworth como el gran protagonista, pero con otros puntos fuertes que lo acompañan, sobre todo en las escenas de acción, como David Harbour (Stranger Things) y Randeep Hooda, nacido en Haryana, India, y estrella de Bollywood.

Bangladesh será el lugar donde transcurren los hechos. Aunque en “Ciudad”, el material de base escrito por los Russo y André Parks e ilustrado por el cordobés Junior, se situaba en Ciudad del Este, por temas de agenda y otras producciones que se estaban filmando en la misma ciudad, hubo que cambiar de planes.

Un niño es secuestrado por un líder criminal y su padre, narcotraficante y contrabandista de armas que se encuentra preso, contrata a Tyler Rake (Hemsworth) para realizar la extracción del joven. La misión no sólo desencadena una carrera a contrarreloj para encontrar al joven y salir de Bangladesh con vida, sino que también provoca un fuego cruzado entre organizaciones criminales que prácticamente paraliza a la ciudad. Por otro lado, el duelo más letal y atractivo de la película pasa por el enfrentamiento entre Tyler y Saju, ambos con la misma misión, pero enfrentados por la desconfianza lógica de estas situaciones.

Con secuencias de acción muy bien logradas, responsabilidad exclusiva del director gracias a su experiencia como doble de riesgo, y un gran nivel de adrenalina por la sucesión tan rápida de acontecimientos, el largometraje representó todo un reto para los hermanos Russo ya que es la primera película de su productora, pero también para el director debutante. Sin dudas, es una película que consigue en su simplicidad el punto más fuerte como fue el caso de John Wick (2014), un ejemplo claro de la experiencia de un director en el área de dobles de riesgo, coreografías marciales y más, llevadas al beneficio de la historia.

Te recomendamos leer

Otro punto a destacar es la elección de los actores. El que carga con la responsabilidad de ser el Dios del Trueno en la saga de películas de Marvel se prueba -otra vez- el traje de héroe de acción, de hombre irrompible a lo Arnold Schwarzenegger o Silvester Stallone, y deja de lado su faceta quizá más lograda que es el humor. Igual funciona. Luego de muchos intentos, por fin logra un desempeño digno en películas del género. Es casi anecdótica la participación de David Harbour, el sheriff de Stranger Things, pero muy concreta y eficaz como un ex compañero de Tyler que le da refugio. Pero la revelación es la contrafigura de Hemsworth: Randeep Hooda, como el enemigo circunstancial.

Misión de Rescate es una película sencilla en términos de historia, ya que no hay tramas escondidas ni artilugios dentro del guion, sino que es para disfrutar todas y cada una de las escenas de acción. Por momentos, con una dinámica muy parecida al lenguaje visual de los videojuegos, pero también a films muy bien coreografiados con mucha participación de la cámara como la saga de Bourne.

Entradas y salidas, largas corridas acompañadas por la cámara y, algo que no puede faltar, tiros y explosiones como en toda buena película del género. Sin dudas, el recudido grupo de Marvel Studios (los Russo, Hemsworth y Hargrave) logró el mejor largometraje de acción de los productos originales de Netflix.