Mano a mano con Francella y Peretti, los protagonistas de “El Robo del Siglo”, 14 años después

En la previa del estreno, El Canciller habló con los actores que interpretan a Mario Vitette Sellanes el más extrovertido del grupo asaltante, y a Fernando Araujo, cerebro del plan.
El Canciller - Comentarios
@Laura Va estar espectacular voy a ir...
@Carlos bruno gullo [email protected]

El 13 de enero del 2006 los medios de comunicación argentinos comenzaron a hacerse eco de una aparente toma de rehenes en un banco en Acassuso, lo que nadie sabía, ni los 300 policías que rodearon la sucursal del Río era que, en realidad, se trataba del que sería el robo del siglo. La sorpresa de los oficiales cuando entraron al banco y no se encontraron con ningún ladrón fue solamente superada cuando hallaron una nota que les habían dejado en la bóveda que rezaba: “En barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es sólo plata y no amores”.

Inmediatamente el país entero, y varios vecinos también, hablaban de este atraco único, casi romántico. Escrita por Fernando Araujo, ideólogo del robo, y dirigida por Ariel Winograd, “El Robo del Siglo” llegará a los cines argentinos este jueves 16 de enero.

El Canciller habló con los protagonistas de la película Guillermo Francella, que interpreta a Mario Vitette Sellanes el más extrovertido del grupo asaltante, y Diego Peretti, que personifica a Fernando Araujo, cerebro del plan, sobre qué pensaron cuando se enteraron del robo en el 2006, cómo se prepararon y su relación con el director Ariel Winograd.

Si bien el que craneó el robo fue Fernando Araujo, el más mediático del grupo de seis ladrones que asaltó al banco Río en Acassuso es Mario Vitette Sellanes “El Uruguayo”, ya que fue el que “negoció” con la policía mientras sus compañeros agujereaban las 147 cajas de seguridad que vaciaron. Guillermo Francella aclara que no lo conoció personalmente a Vitette pero que, gracias a entrevistas televisivas, pudo corroborar “cómo él trabajaba, cómo hablaba”. A diferencia de Peretti, que sí habló con el ideólogo del plan. “Conocer a Araujo me dio fe para interpretarlo. Es de verdad, hay una persona que hizo eso, que planeó eso y hablar con él me dio más convicción para hacer el personaje”.

“En el momento que ocurrió me impactó mucho”, recuerda Francella de aquel 13 de enero del 2006, mientras que Peretti se acuerda que se le despertó una sonrisa “porque el Grupo Halcón había entrado en el banco y no había encontrado a ningún ladrón, parecía como un acto de magia”. El engaño a la policía, que no hubo heridos y que, como se supo posteriormente, hayan utilizado armas de juguete son algunos de los elementos que encantaron a millones, tanto argentinos como de otros países del mundo.

El hecho de que no se sabe cuánto robaron exactamente le da un halo misterioso que nunca se borrará. Las distintas versiones calculan un botín de entre 8 y 25 millones de dólares, a repartir entre los seis ladrones que ejecutaron un plan preciso que incluía el escape en un gomón por las alcantarillas de Acassuso. El insólito desenlace para una idea tan bien planeada y llevada a cabo no podía quedarse atrás tampoco: meses después del atraco la esposa de uno de los delincuentes los delató, por despecho.

La película, de una factura técnica sorprendente, gira en torno al thriller policial pero también ensaya ciertos pasos de comedia, con intérpretes y un director que saben bien cómo se hace el género. Aunque Francella aclara que no se buscaba el toque de comedia, pero que se generaba por el histrionismo de los personajes, la personalidad y porque se trató de gente muy inteligente y resolutiva. “El humor estaba en la situación”, dice.

El elenco guiado por Francella y Peretti tiene otros nombres que aportan su experiencia, sabiduría y excelente trabajo para redondear un “elencazo”, como definió el propio Francella: Rafael Ferro, Magela Zanotta, Luis Luque, Mariano Argento, Pablo Rago, Johanna Francella.

Desde el jueves 16 de enero, “El Robo del Siglo” en todos los cines. Mirá la entrevista completa a los protagonistas del film en Instagram del Canciller.