Los beneficios de contar con un seguro de vida

El Canciller - Comentarios

La vida financiera de las personas y las familias pasan por altos y bajos. Existen, además, eventos imprevistos, por eso la planificación financiera del futuro es indispensable. Existen muchas herramientas que permiten dar tranquilidad, como por ejemplo, los seguros de vida, que brindan el respaldo financiero de saber que ante cualquier situación inesperada tanto vos como tu familia están protegidos.

¿Qué es un seguro de vida?

Es una seguridad económica para vos y tu familia. Es, además, un instrumento esencialmente útil en aquellos casos en los que la familia depende económicamente de los ingresos de una sola persona. El seguro ofrece protección financiera y se plantea, sobre todo, como esencial para mantener protegidos a tus seres queridos. La indemnización se recibe íntegra, no paga impuestos y está libre de embargos. Se utiliza, también, como una herramienta de protección en casos de enfermedades graves o invalidez.

Pero además de brindar protección, algunos productos permiten también generar capitalización y disponer de la misma cuando se cancela la póliza. Así, el seguro se convierte en una forma de ahorro. Y son flexibles, es decir que se puede modificar la póliza a lo largo del tiempo, y adaptar la cobertura a las situaciones que vayan surgiendo.

8 consejos a la hora de elegir y contratar un seguro de vida:

  • Lo primero que se debe hacer es analizar coberturas, sumas aseguradas y la capitalización de la cuenta individual en el largo plazo.
  • Chequear los años que me garantizan voy a estar asegurado y si a cierta edad caduca tanto el seguro como algunas de las coberturas.
  • A la hora de elegir la moneda de pago de la cuota y del beneficio, la sugerencia es que sea en dólares.
  • Tener la posibilidad de elegir una póliza que asegura a dos personas con beneficios de protección independientes.
  • Contratar cobertura de enfermedades graves e invalidez para toda la vida, y que sean solo de seguros de compañías reguladas por la SSN.
  • Nunca mentir en la declaración de salud.
  • Comparar los costos y coberturas de al menos dos compañías.
  • Y revisar costos y sumas aseguradas al menos una vez por año con tu asesor.

¿Cómo hacerlo? Se debe contactar a un productor especializado en la materia. Repasar las coberturas, montos y sumas aseguradas. Una vez hecho esto, se firma una solicitud de adhesión y una declaración jurada de salud. Y la compañía analiza el riesgo y emite la póliza.

Martín Zoanni es especialista en Finanzas Personales. 

[email protected]ciller.com


Si querés recibir asesoramiento 👇