El Presidente: la nueva serie de Amazon Prime sobre el FIFA Gate

La serie, dirigida por Armando Bo, cuenta en ocho capítulos los pormenores de la investigación que cargó contra los máximos dirigentes del fútbol internacional.
El Canciller - Comentarios

El presidente llegó a la pantalla de Amazon Prime Video. La ficción original de la plataforma de streaming gira alrededor del mediático caso de corrupción en la FIFA que salpicó a la pelota en el 2015 y toma a los involucrados con nombre y apellido. Sí, a Julio Grondona también. 

El deporte más popular del mundo es, sin dudas, el fútbol. Para graficar el nivel de relevancia de este juego basta mencionar el simple hecho de que la FIFA, la entidad madre que gobierna a todas las federaciones de fútbol del planeta, cuenta con 211 asociaciones adheridas, 17 más que la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Claro que tal amplitud y popularidad conlleva un inmenso negocio internacional por detrás y, como lamentable consecuencia, denuncias, y también delitos confirmados, de corrupción. Pero, en parte, es la gracia de la historia. Sí, porque El Presidente nos entrega villanos que se hacen querer.

La nueva serie tiene como eje el FIFAGate del 2015-2016, el escándalo más grande que sacudió al fútbol en los últimos años. Las repercusiones de la investigación dirigida por el FBI llevó a la renuncia del presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, y el arresto de siete funcionarios de la misma entidad, con denuncias de lavado de dinero, corrupción y sobornos.

Ya disponible en la pantalla de Amazon Prime Video, esta pieza audiovisual cuenta con la dirección de Armando Bo (ganador del Óscar a mejor guión original por Birdman en el 2015) en cuatro de los ocho capítulos de la primera temporada. El director argentino de Animal también se lleva sus créditos como showrunner en este producto, una de las primeras ficciones realizadas en América Latina con producción original de la plataforma de streaming del gigante del comercio electrónico.

El protagonista principal de esta historia que une a la ficción con la realidad, con toques cómicos y satíricos, es el chileno Sergio Jadué, uno de los más poderosos dirigentes del fútbol trasandino y latinoamericano de las últimas décadas. El colombiano Andrés Parra (El patrón del mal, El comandante) interpreta al funcionario chileno que tuvo una participación central en el escándalo deportivo y judicial. Hoy Jadué vive en Estados Unidos y se convirtió en testigo protegido del FBI por su testimonio que desenredó la trama del caso judicial.

Si se habla de poder en el fútbol internacional es ineludible el nombre de un argentino: Julio Humberto Grondona (interpretado por Luis Margani). El histórico mandamás local es el narrador en off de esta increíble, o no tanto, historia de corrupción mundial. Nené, esposa de Jadué, retratada como una mujer mucho más inteligente y ambiciosa que su marido, es interpretada por la actriz mexicana Paulina Gaitán. La otra figura femenina central de la historia es un personaje ficcional, se trata de Rosario, una agente del FBI infiltrada para investigar el FIFAGate, y es interpretada por la también mexicana Karla Souza.

Te recomendamos leer

Los otros protagonistas, interpretados por actores del ámbito local, de la trama del caso de corrupción son: Jean Pierre Noher, que encarna al brasileño José Hawilla, quien manejó los derechos por la televisación del fútbol latinoamericano por muchos años y se convirtió en uno de los máximos informantes de la causa, en la que devolvió 151 millones de dólares; Federico Liss, que interpreta a Mariano Jinkis, responsable de una empresa de marketing audiovisual asociada a la Conmebol; y Alberto Ajaka, que lleva la piel de Jashir, estrecho colaborador y hombre de mayor confianza de Jadué. 

El Presidente terminó en un producto que se hace querer. Una serie de este estilo, a nivel “Narcos” de Netflix, sería la historia de un corajudo y casi heroico agente del FBI, que está encaprichado por seguir la pista del dinero sucio y pasearse por hoteles de lujo y el centro de Europa. Pero, por suerte, es una producción conjunta de varios países y lejos de tomar una posición moralista a lo “somos Estados Unidos y la vara de la justicia”, acá nos ubica desde el hombro de los funcionarios corruptos y resulta una experiencia más atractiva. Seamos buenos, ¿cuántos de nosotros está tan seguro de sí mismo y puede asegurar que ese mismo cuerpo de corrupción no podría empujarlo hacia el mismo camino que Jadue? No contesten.

Una de las principales características de la serie es que cada personaje habla en su idioma, con sus modismos y acentos, algo en lo que suelen fallar estas grandes producciones internacionales. Además, cuenta con filmaciones en exteriores hechas en Argentina, Chile, Brasil y Estados Unidos, lugares centrales en la trama del caso original. El trabajo detrás de cámara (equipo técnico y artístico) también cuenta con integrantes de diferentes países de Latinoamérica. Como punto fuerte de esta tanda de ocho capítulos se destaca el minucioso y bien explicado camino del dinero sucio dentro del fútbol y el corte de tanta explicación con pasos de comedia y absurdo. Además, sumar la acertada elección de Andrés Parra como el protagonista de la serie.