El detrás de escena de “Carmel: ¿Quién mató a María Marta?” con entrevista a la showrunner Vanessa Ragone y el director Alejandro Hartmann

“Carmel: ¿Quién mató a María Marta?” se podrá ver a partir del 5 de noviembre por la plataforma online.
El Canciller - Comentarios

Todos conocemos la historia de María Marta García Belsunce como uno de los casos policiales más controversiales de la Argentina. Una socióloga de clase acomodada que perdió la vida como consecuencia de un supuesto accidente doméstico, hasta que la autopsia reveló que había sido asesinada de cinco tiros en la cabeza.

La serie explora, con material inédito y protagonistas en primera persona, diversas hipótesis sobre su asesinato y nos introduce en la pregunta que nos hacemos hasta el día de hoy: ¿Quién mató a María Marta?

En conversación con ElCanciller, hablamos con la showrunner y productora ejecutiva de la serie Vanessa Ragone y con el director Alejandro Hartmann. 

¿Cómo empezó el proyecto y cómo se decidieron por el formato de serie?

Alejandro: Veníamos hablando desde hace años con el resto del equipo sobre este caso que nos apasionaba y la posible idea de convertirlo en una ficción. De a poco nos fuimos quedando con el estilo del documental true crime. Sabíamos que iba a ser difícil porque teníamos que presentar un proyecto muy sólido, y ahí fue cuando entró Vanesa. 

¿Cómo fue la búsqueda para encontrar y recopilar el material de archivo y la información  inédita que vemos en el documental? ¿Hubo algo que fue especialmente difícil de conseguir?

Alejandro: Desde el principio sabíamos que íbamos a necesitar un montón de material así que fue un proceso larguísimo. En cuanto a los fragmentos televisivos, las coberturas en vivo aparecieron en VHS a través de  gente que había grabado las cosas con sus video casseteras. Esto fue difícil porque los canales suelen tener guardados sus programas grabados en pisos pero no los vivos. También trabajamos con archivistas buscamos en recortes de diarios y lo que se te ocurra. El material del juicio también fue complejo. Por un momento pensamos que no lo íbamos a conseguir y después nos llegó por tres lugares diferentes. 

Vanesa: Uno de los obstáculos que tuvimos que encarar fue que la post. producción nos agarró en plena pandemia. Ya estábamos en el cierre y aunque veníamos recopilando los archivos y los distintos fragmentos de información, tuvimos algunas dificultades con los canales de televisión. Tuvimos que hacer un seguimiento exhaustivo de todo lo que teníamos,  pero el volumen de material es extraordinario y las fuentes resultaron muy diversas. 

Es impresionante ver que apenas empieza la serie, uno de los primeros testimonios es el de Carlos Carrascosa.  Los mismos protagonistas forman parte de esta historia. ¿Cómo se manejaron en este aspecto con la convocatoria de los testigos en primera persona? 

Alejandro: Nos fuimos acercando lentamente. Además de necesitar una producción seria, teníamos que contar con todos los personajes. El proyecto tenía que tener la mayor cantidad de voces posibles.  No queríamos tener un solo punto de vista de esta historia. 

Se les acercó la propuesta y todos se tomaron su tiempo para considerarla, ya que los estamos invitando a remover recuerdos y momentos traumáticos. Algunos tardaron más y otros menos pero al final  terminaron aceptando. 

¿Cómo fue el trabajo con ellos durante el rodaje?

Vanessa:  Todas las entrevistas fueron extensas y algunas estuvieron repartidas en varios días pero la idea era la de tratar de crear un ámbito confortable siempre. Muchos de los testimonios se rodaron en la casa de los entrevistados y en otros casos se armaba una puesta concreta. 

Tratamos de evitar que hubiera mucha gente en el set. Nos servimos de distintos elementos para lograr intimidad y poder conseguir un diálogo más franco y fresco. 

Alejandro: En las ficciones los que más notan los problemas de producción y quienes más los padecen son  los actores En el caso del documental,  los entrevistados.  Pero por suerte el clima que se generó y la contención que tuvimos hizo que yo pudiera  sentarme a tener diálogos y conversaciones reales con estas personas.  Hay que tener en cuenta que  Carrascosa estuvo preso y fue acusado de asesinar a su mujer y que Molina Pico fue muy maltratado por la prensa y se lo puso en el lugar del villano. Nosotros tenemos toda esa información y ellos lo saben,  así que en todos los casos era necesario lograr una atmósfera contenida. 

 ¿Cómo definieron el orden cronológico de los hechos? Lo hicieron desde el principio o fue algo que desarrollaron en post. producción?

Alejandro: Justo ahora estamos viendo unas fotos de las escaletas que tenemos pegadas en la pared.  En nuestro caso, el guion se fue terminando de construir a medida que armamos la serie. Tuvimos un momento en donde pensamos que podía ser mejor utilizar una estructura enrevesada y  empezar por el juicio. Pero vimos que la historia era muy buena y que era necesario seguirla desde el principio hasta el final, así que optamos por hacerlo de manera cronológica. Un policial clásico.