Anestesia: el detrás de cámara del trap argentino

El Canciller - Comentarios

“Si te sentís sola” y “Fornai” de Duki, “Bounce” y “N.A.V.E.” de Cazzu, “Rebota” de Ecko y “Atrevido” de Trueno, entre tantos otros. Todos esos videos tienen algo en común, además de los millones de reproducciones en Youtube, y es la firma de Facundo Ballve -o simplemente Ballve- el director de una filmografía envidiable en dentro de género top nacional. Quien también es el responsable del videoclip “Tumbando el club”, la canción que reunió a los mayores exponentes locales del trap y que cuenta con más de 171 millones de reproducciones.

Cuando se habla de videoclips de música urbana en Argentina, es imposible esquivar los nombres de Ballve y Anestesia audiovisual, el estudio que fundó el propio Facundo en junio del 2016. “Ganar o perder” de BALMVCEDA fue solo el inicio de una carrera que, en un poco más de cuatro años, suma más de 100 videos realizados y acumula 1500 millones de reproducciones en total. 

A fines de 2017, llegó el primer éxito absoluto del joven director nacido en 1996: “Loca”, de Khea, Duki y Cazzu. El video marcó un antes y un después no solo en la vida de Ballve sino también en la de las producciones argentinas en YouTube, ya que con más de 485 millones de visualizaciones es el video doméstico más visto de la plataforma. Sirvió, además, como una demostración para todo el planeta del talento que hay en el país. Algo que no pudo obviar ni el mismo Bad Bunny, figura top del género, quien participó en un remix posterior del tema.

Acompañado por sus hermanos Antonio y Nicolás, encargados de re-organizar el lado contable y legal de la empresa, Facundo Ballve decidió expandir su alcance e influencia en el ambiente creando Anestesia Music, su propio sello discográfico. El objetivo que se trazó inicialmente fue claro y sencillo: ayudar a los artistas emergentes a lograr lo que él mismo alcanzó junto a sus amigos Duki, Ysy A, Cazzu, Khea, entre otros. 

Esa amistad, forjada a base de compartir juntos el crecimiento de un movimiento que no tenía casi seguidores en el país, se ve en cada video de Anestesia Audiovisual. Son juntadas de amigos filmando sus canciones, con el pequeño detalle que ese trabajo después lo ven millones y millones de personas en todo el mundo. Ballve es, a esta altura, sinónimo de la pata audiovisual de la música urbana en Argentina. Esta semana, por ejemplo, su productora también lanzó “Eo Eo”, el nuevo tema del Duki que solo en 24 hs. el video sumó 600 mil reproducciones.

Y ahora, Anestesia busca sumar a la escena desde otro sector: representación de artistas. El primero con el que el sello busca despegar es el multifacético Apolo Kidd, nacido en Buenos Aires y criado hasta los 12 años en Brasil. Marcos Daniel Carlos, el nombre real de Apolo, ya lanzó cuatro singles durante el 2020 bajo la firma de Anestesia Music (Carrousel, Tony Montana, Arabe y Cero a cien). El crecimiento exponencial del músico no solo se ve en sus canciones sino también en la cantidad de reproducciones que viene sumando en sus videos, dirigidos, claro, por Anestesia Audiovisual.

El propio Marcos, de hecho, se ocupa en sus canciones tanto de las voces como de la producción, mezcla y mastering, esto último bajo su otro seudónimo, 808 Savage, con el que es conocido desde el 2012. En síntesis, Apolo Kidd es un artista completo y una sabia elección de Anestesia Music para empezar en el camino de la expansión de Anestesia.

El quinto single de Apolo es “Chapa suave”, un reggaetón bailable que se aleja de la crudeza que venía mostrando en sus anteriores canciones junto a Anestesia Music. La oscuridad, sin embargo, sigue presente en el sonido futurista y las barras del artista argentino. Sin dudas, “Chapa suave” será un hit que, cuando termine la cuarentena y vuelva todo a la “normalidad”, hará perrear a más de uno.