6 claves para mejorar tus finanzas personales

El Canciller - Comentarios

Ordenar las finanzas personales y tener todo bajo control es un tema de vital importancia. Se evitan pérdidas de dinero innecesarias, y permite administrar bien tus recursos, por más mínimos que sean, de forma inteligente.

Nunca te olvides de llevar un control total sobre todos los gastos importantes que hagas. Lo principal es tener un plan estructurado para alcanzar los objetivos que te propongas desde el comienzo.

A continuación, seis consejos para mejorar tu economía

1. Elabora un presupuesto con tus ingresos y egresos. Es el primer paso para planificar finanzas sanas. Es importante que identifiques, elimines y/o disminuyas gastos innecesarios como entretenimiento, dispersión y gastos hormiga. Son los pequeños y diarios que parecen invisibles, pero que a fin de mes pueden representar entre un 5 y 10% de tus ingresos.

2. Nos gastar más de lo que tu economía te permite. Muchas veces nos tentamos con bienes y servicios que podemos financiar o pagar en cuotas y nos endeudamos sin sentido, acumulando costos fijos altos y constantes en el tiempo. La tarjeta de crédito es útil, pero puede ser un arma de doble filo para el presupuesto familiar si se utiliza incorrectamente. Con tasas de interés altísimas, patear los pagos después del vencimiento, o pagar el mínimo, se puede transformar en un dolor de cabeza: la deuda se multiplica y a corto plazo puede ser incontrolable. ¿Recomendación? Pagar el saldo completo al vencimiento, ser ordenados y no tentarse con promociones y cuotas infinitas.

3. Usar herramientas financieras que den flexibilidad. Es aconsejable invertir al menos entre un 5% y 15% de tus ingresos mensuales en estrategias que permitan diversificar la inversión en instrumentos seguros. La constancia y la conducta son piezas claves. La recomendación es invertir en instrumentos financieros confiables, como los seguros de retiro con estrategias orientadas a la inversión de mediano y largo plazo, y fondos comunes reconocidos en el mercado, que brinden liquidez en 24/48hs.

4. Planificar a mediano y largo plazo. Elegir una estrategia que nos permita delegar la responsabilidad en un asesor profesional o compañía reconocida del mercado, teniendo como objetivo destinar ese capital para nuestro retiro, comprar una propiedad, montar nuestra propia empresa o garantizar la educación de nuestros hijos.

5. Tomar la decisión y comenzar a invertir. ¿Si no es ahora, cuándo? Nunca va a ser el momento exacto, pero cuando tomamos la decisión se abre el camino, y nos encontramos con las personas correctas en el momento indicado. Las oportunidades aparecen siempre y cuando nos decidamos a apostar. Abrir una cuenta comitente en la Bolsa, por ejemplo, es una excelente opción para invertir a corto y mediano plazo, y no tiene costo de apertura ni de mantenimiento mensual. Pensando en ahorrar montos menores y teniendo como objetivo el largo plazo, la recomendación es un seguro de ahorro e inversión de fondos mixtos.

6. Delegar es una decisión inteligente. Es importante que te asesores con profesionales y que no improvises. El soporte que recibas de una persona experimentada es clave para transitar un camino sin sorpresas ni sobresaltos.

 

Martín Zoanni – Experto en finanzas personales.

[email protected]